La ganadería gana en visibilidad

De izquierda a derecha, Ana Villar, Álvaro Ortiz, Gaspar Anabitarte, Ivón Entrecanales y José Ángel Saiz. /
De izquierda a derecha, Ana Villar, Álvaro Ortiz, Gaspar Anabitarte, Ivón Entrecanales y José Ángel Saiz.

El sector lácteo explora nuevas vías de mercado para acercar su trabajo y sus productos a un público que se muestra receptivo

M. G. RUMOROSO

Aunque los tiempos son los que son y no los que fueron, el sector lácteo en Cantabria sigue siendo un motor económico. Según los datos del Gobierno de Cantabria hay registradas más de medio centenar de industrias de comercialización y transformación. Esta actividad emplea a más de 1.800 puestos de trabajo.

El mercado recoge por tanto una producción superior a las 400.000 toneladas, de las que se transforman más del 80% en la región. Las cifras también revelan que más del 50% de la producción va destinada a compradores de fuera de la comunidad.

La calidad del producto es más alta que nunca. Los análisis se han multiplicado así como los controles de higiene tanto de las cisternas de leche como de los transportistas.

Ahora mismo la leche que se produce no tiene precedentes. Precisamente son los análisis los que confirman que las características de los pastos de la cornisa cantábrica aportan un extra de calidad a la leche, lo que repercute también en el acabado y en el sabor de sus productos derivados.

Hablar de la leche en la región también es hablar de su nata y por ende de la mantequilla, la misma que atraviesa ahora mismo un momento delicado para el mercado global por la escasez del producto ante tanta demanda.

En Cantabria la mantequilla es uno de los ingredientes estrella de dos de sus mejores embajadores gastronómicos: el sobao y la quesada. La actualidad puede derivar en replantearse en el horizonte contar con una fábrica de mantequilla, como ya ocurriese hace unos años, pero con la lección aprendida de cara a subsanar errores detectados tras el prisma del tiempo transcurrido.

El mercado se presenta atractivo para poder abrir nuevas vías. La producción ecológica ha supuesto alternativas y ha compensado, de alguna manera, la balanza de la oferta productora. Ahora el consumidor tiene más donde elegir.

El ganadero por su parte ha diversificado el negocio apostando también por hacerse más presente en el área agroalimentaria dando a conocer sus propios productos derivados, recuperando recetas e innovando en elaboraciones que van desde quesos hasta yogures o postres.

La visibilidad es quizá la piedra angular. De ahí la apertura de sus granjas al público. Las instalaciones se pueden visitar de forma guiada. Hay explicaciones sobre los diferentes procesos que se llevan a cabo. Se programan actividades con horarios concretos como la alimentación de los terneros o el ordeño de las vacas. Y se da la opción de probar y comprar el producto in situ. Se trata, por tanto, de acercar el sector a un público ávido de querer descubrirlo. Algo que se está consiguiendo.

******

Las voces del sector lácteo se pronuncian. En Cantabria, la leche es de una calidad superior, una excelente materia prima con la que trabajar aunque todavía quedan muchas acciones que impulsar en el sector.

Gaspar Anabitarte | Secretario Gral. de UGAM-COAG

«Los jóvenes tienen que ser conscientes del legado ganadero que hay para que no se pierda»

El sector tiene futuro y grandes posibilidades, pero sobre todo los ganaderos jóvenes tienen que abrirse más y tienen que conocer otras cosas que hay y otras posibilidades que tiene el sector además de producir leche para la industria, que seguirá siendo muy necesario. Somos capaces de evolucionar y competir. Los ganaderos sí se unen –nos unimos– es un mito eso de que no lo hacen. La historia nos da la razón porque la ganadería es el origen de nuestra seña de identidad como lo son nuestros pastos, la principal fuente de aprovechamiento para la producción de la leche. Tenemos que trabajar para reivindicar la excelencia de este super alimento de toda la vida.

Ana Villar | Técnico del CIFA

«Cantabria es única por la calidad de sus pastos pero hay que saber aprovecharlo en la producción»

Dada la coyuntura actual del sector lácteo es un momento para reinventarse, para buscar nuevos modelos de producir para responder las demandas del mercado. Dado que lo que tenemos en Cantabria, y en la cornisa cantábrica, son pastos hay que pensar en modelos que los aprovechen. Puede ser la leche de producción ecológica, la leche en base a pastos o la leche pasteurizada. Pienso que son tres modelos nuevos para diversificar el gran producto que es la leche. Hacer de este alimento un producto más diverso, contando con el extra de la calidad que las características de nuestros pastos aportan al producto tal y como lo confirman los análisis realizados.

Ivón Entrecanales | Granja Cudaña

«Tenemos una leche de primera, lo que hay que hacer es dignificarla como alimento»

En Cantabria tenemos una leche de primera, especial. Tenemos la mejor leche de España y la mejor de Europa. Tenemos buenos ganaderos y granjas, lo que hay que hacer es dignificar la leche porque está desprestigiada como alimento. El resto de España entiende que en Cantabria tenemos buena leche y eso hay que aprovecharlo. Todos los valientes que hacen cosas nuevas como la gente que se mete a producir leche ecológica, me parece muy bien y pienso que hay que apoyarlos porque insisto en transmitir que aquí hay espacio para todos. Tener iniciativas son buenas noticias. Toda la actividad es importante porque se genera empleo en el entorno rural.

José Ángel Saiz | Ganadería El Andral

«De la ganadería se puede aprender mucho, hay más mundo y futuro del que se piensa»

En Cantabria hay muchas formas de hacer ganadería que se pueden hacer, no solamente lo que conocíamos sobre la ganadería tradicional. La cuestión reside en que hemos dejado atrás cosas que debíamos de haber seguido haciendo de toda la vida pero se han perdido. Afortunadamente hay todavía personas, entre las que me encuentro, que queremos conservar lo nuestro. Tanto económicamente como personalmente me va ahora mejor que antes con la ganadería ecológica que desarrollo. Estoy deseando enseñar a otras personas que quieran aprender. Tenemos que abrir las granjas a la gente y presentar el trabajo que hacemos para que se valore.

Álvaro Ortiz | El Buen Pastor

«No se sabe trasladar la altísima calidad de la leche de Cantabria al resto de España»

El sector lácteo es indudablemente complicado, siempre lo ha sido. Tiene visos, entre las producciones de leche ecológica y las de leche diferenciada, de poderse corregir y quizás obtener un mayor rendimiento para los ganaderos. La leche de Cantabria es de una altísima calidad, otra cosa es que sepamos trasladarlo al resto de España. Nosotros sabemos la calidad de leche que tenemos. El laboratorio nos lo comprueba y lo comprueba. Saber transmitir eso es muy difícil y supondría una campaña que implicaría a toda la cornisa cantábrica y que supondría mucho dinero, lo que precisamente considero que ha frenado y frena actualmente llevarlo a cabo.

Fotos

Vídeos