La gastronomía cántabra, protagonista en Madrid Fusión

La gastronomía cántabra, protagonista en Madrid Fusión
DM

Cantabria y sus profesionales contaron con una destacada presencia en Reale Seguros Madrid Fusión: cena oficial, ponencias, talleres, nuevas técnicas, catas, concursos...

José Luis Pérez
JOSÉ LUIS PÉREZSantander

Hasta hace poco tiempo, Cantabria apenas tenía protagonismo en eventos como Reale Seguros Madrid Fusión, más allá de algunos profesionales que acudían año tras año sin dudar a este foco donde se concentran el talento y las nuevas tendencias en este sector.

La ‘revolución’ o la ‘evolución’ que ha experimentado la gastronomía de Cantabria durante aproximadamente la última década se ha plasmado en esta edición de uno de los congresos más importantes internacionalmente junto con San Sebastián Gastronomika. Los cocineros, principales destinatarios de este evento, han tenido tanto la oportunidad de escuchar a colegas destacados del panorama nacional o internacional, como de mostrar su saber hacer y a ello ha contribuido de forma decisiva el respaldo del Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, que proyectó el pasado lunes lo mejor de la cocina de Cantabria en la cena oficial de Madrid Fusión, como de la Oficina de Calidad Alimentaria (Odeca), que apoyó en este caso a Sergio Bastard, que dio una ponencia magistral en el Auditorio a partir de productos cántabros, la salmuria de Anchoas El Capricho y las huevas de caracol de la nueva empresa Helicious. Las técnicas aplicadas a diferentes ingredientes a partir de la salmuria han sido uno de los aspectos más novedosos del evento. Asistió a la ponencia el director de la Odeca, Fernando Mier, así como César y José Luis Iglesias, de El Capricho, y Pablo de Castro, de Helicious, en Loredo.

En el Palacio de Congresos de Madrid, entre los casi dos mil asistentes profesionales, fue notable la presencia de cántabros. El lunes, mientras Sergio Bastard (Casona del Judío), acompañado por Jerome Quarmouchi y Pablo Peñafiel,efectuaba una demostración en el stand de Fisan elaborando un steak tartar con carne de cerdo, Marcos Mantecón (Azabache) y Rubén Abascal (Los Brezos), subcampeón y campeón nacionales del certamen de Facyre de cocineros y postres, impartían un taller en el espacio de la empresa Makro. Paralelamente, en la Sala Polivalente, Óscar Calleja (Annua), junto con Aitor Fernández, disertaron a los asistente sobre grandes lubinas ¿de crianza o salvajes? con el patrocinio de Aquanaria.

En la zona de stands institucionales y de empresas se dejaban ver numerosos profesionales de la región como Jorge Cañizo y Dani Delgado (Posada de Isla); Toni González (El nuevo Molino); Fran Jerez o Alex Gutiérrez, ahora afincado en Ávila. Más arriba, en el área reservado a invitados, el propio Calleja y responsables de Sonrionansa –Martín Alonso, Carlos Mazorra y Manuel Sierra– daban a degustar sus conservas de doraducas y lubinucas, que están a punto de llegar al mercado. Otros cocineros, críticos gastronómicos y representantes institucionales pudieron durante tres días comprobar las bondades de esta nueva línea de negocio impulsada por Naturix con la alianza estratégica con el dos estrellas Michelin de San Vicente de la Barquera.

Una cena muy concurrida

Cuando el congreso echó la persiana a última hora de la tarde del lunes, el mayor foco de interés fue la cena oficial de Reale Seguros Madrid Fusión que ofreció Cantabria a periodistas de medio mundo. Un total de 175 personas respondieron a la invitación de la organización del congreso para asistir a la cena que ofreció Cantabria de la mano de la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio. El menú corrió a cargo de Óscar Calleja (Annua) con Aitor Fernández; Ignacio Solana (Solana) apoyado por Cristina Fernández y Maikel Torres, así como por David Pérez (Ronquillo): Quique Muñoz (El Serbal) con Toni González (El nuevo Molino), Julien y Rubén; y Sergio Bastard (Casona del Judío), con Jerome y Pablo. Respaldaron la iniciativa Tamara Zubillaga (La Bicicleta) con el carro de dulces; David González con las cervezas de La Colegiata; y David Martínez, de Siderit, acompañado del bartender Sergio Peláez (Shore).

El servicio de sala estuvo dirigido por Rafael Prieto, director de El Serbal y el nuevo Molino. La velada estuvo amenizada por el quinteto cántabro de jazz Charlotte Dixie Band.

Por el Gobierno de Cantabria ejerció de anfitrión el consejero Francisco Martín, a quien acompañaron la directora general deTurismo, Eva Bartolomé, y el director de Cantur, Javier Carrión.

«Cantabria ha roto su complejo y se encuentra en la cúspide de la gastronomía nacional» aseguró Martín durante su intervención en el cóctel que tuvo lugar en los salones del grupo Pedro Larumbe de ABC Serrano. Además, el consejero no dudó en sentirse «orgullo» por este sector que ha convertido a Cantabria en uno de los «grandes destinos gastronómicos del momento» y definió a los cocineros encargados de la exhibición como «cuatro artistas trabajando sobre un lienzo».

Cantabria contó con una nutrida representación de profesionales en Madrid Fusión. / DM

En el evento, además de decenas de periodistas, se dieron cita cocineros de la talla de Elena Arzak, Yukio Hattori, Koldo Royo, Sebastián Frank –premiado como el mejor de Europa– o Andrés Rieger. Tampoco faltaron el actor Iván Massagué y el televisivo meteorólogo, Roberto Brasero.

Por el Vocento asistieron Benjamín Lana, coordinador editorial y vicepresidente de Madrid Fusión, e Iñigo Iribarnegaray, director general de Gastronomía del Grupo. No faltaron a la cita el crítico de gastronomía de El País, José Carlos Capel, presidente de Reale Seguros Madrid Fusión, y la directora del congreso, Lourdes Plana.

La croqueta

Finalmente, el miércoles por la tarde, el cántabro José Manuel de Dios (Aes, Puente Viesgo), chef del restaurante La Bien Aparecida en Madrid, estuvo a punto de repetir el éxito del año pasado de Ignacio Solana en el concurso patrocinado por Joselito donde se elige la mejor croqueta del mundo. Ganó Miguel Carretero, del restaurante madrileño Santerra, y De Dios fue segundo en un certamen que resultó muy reñido. Algo tienen las croquetas cántabras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos