Lámina de menta

Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONASantander

Es irreverente, ordenadamente alocada y satírica. Enunciaba el declive del grupo o, al menos, su fragmentación. Y, sobre todo, mostraba toda una visión y un lugar en el mundo.

Aunque inevitablemente irregular en su condición episódica, lo cierto es que ‘El sentido de la vida’, jocosa y provocadora, resume la identidad de los Monty Python. Pero si hay un icono que destaca en el filme es esa lúdica mirada sobre la glotonería, la gula y las ganas de comerse la vida. La desmesurada presencia del señor Creosota es una de las escenas más populares de la historia a la hora de vincular cine y comida. Junto a ‘La leyenda del indomable’ y los cincuenta huevos cocidos de Paul Newman y escabrosidades varias del gore más excéntrico, el episodio de ‘El sentido de la vida’ que discurre en un restaurante funde el disparate, el ingenio, la sátira, la náusea y cierta perversión.

Asqueroso también, entre el vómito y el desmadre, el sketche de sobrealimentación y muerte es uno de los mejores aciertos del filme y de la trayectoria del grupo británico.

La presencia del maître, que encarna John Cleese, juego cómico de opuestos frente a la figura del gordo protagonista, se extiende hasta la lámina de menta mortal. En el epicentro de los episodios que revelan el ciclo de la vida, desde el nacimiento a la muerte, pasando por la historia, la medicina, el sexo, los placeres y castigos del cuerpo, la religión, la educación, la metafísica o la guerra, se mezcla lo inteligente y lo absurdo con su caudal imaginativo, original y cáustico.

Los autores de la exitosa ‘La vida de Brian’, echan mano del trazo surrealista, que alcanza su cenit en la vomitiva comilona. Terry Jones y Terry Gilliam, autor de un corto que preludia el resto, se recrean en la visión mordaz y lacerante, mientras el protagonista, como nuestros ojos de espectadores, se mete todo lo que le cabe en el cuerpo. En toda comida desmesurada, en toda voracidad hay siempre una última galletita con sabor a menta que puede desembocar en un final antológico.

Fotos

Vídeos