NEGRONI WEEK

DAVID GÓMEZ

Hay que reconocer que en España el aperitivo es todo un arte, una tradición muy antigua, bien arraigada, donde se toman cañas y vinos acompañados de diferentes tapas. Pero, hace algún tiempo que se están introduciendo dentro de este concepto los cócteles como es el caso con el Pisco sour o con el Apple Martini. Sin duda, otro aliciente.

Hoy, en esta sección, hablamos del Negroni que junto con el Dry Martini es uno de los cócteles de aperitivo por antonomasia. Siempre digo que cuando la historia del cóctel es muy buena, suele ser falsa, pero en esta ocasión todos los indicios hacen ver lo contrario.

El nombre de este cóctel viene del conde Negroni, que cansado de tomar el típico americano (Campari y vermouth) que pedía cada día en el Caffe Casoni de la ciudad italiana de Florencia, en los años que siguieron a la primera guerra mundial, le solicitó al barman, un tal Fasco Scarselli, que le añadise un poco de ginebra, con lo cual estaban creando nu nuevo cóctel, el negroni.

Este cóctel es tan conocido que la prestigiosa revista Imbibe Magazine, creó una iniciativa en la que durante una semana se donaba un dolar de que cada negroni vendido. De esta solidaria iniciativa surge la denominada ‘Negroni Week’.

En Vors hacemos una variante de este cóctel, en el que usamos 1/3 parte de vermouth Siderit, 1/3 parte de ginebra Siderit y por último preparamos un bitter casero a partir de Campari y licor de Mor salvaje, de este último añadimos también 1/3 parte. Terminamos con un rodaja de naranja deshidratada y un twist de limón verde.

En nuestra carta de ‘Tapas y cañas’ lo recomendamos con un 'nigiri' de atún o de anchoas. Este bocado es perfecto ya que combina el amargor del negroni.

Celedonio Martínez

Fotos

Vídeos