Los sabores del cachopo

Especialidad. De jamón y queso. /DM
Especialidad. De jamón y queso. / DM
Cantabria en la Mesa

La sidrería del Centro Asturiano de Santander cuenta con una amplia carta de esta especialidad de la región vecina

JOSÉ LUIS PÉREZSantander

Entre las raciones, los platos de cuchara y los cachopos de diferentes sabores la Sidrería Cachopo que dirige Juan Carlos García en el Centro Asturiano de Santander presenta una carta generosa en referencias y con una simbiosis de algunas especialidades de la cocina de la vecina región de Asturias con otras de la cocina de Cantabria. Además, el restaurante, decorado con grandes cubas y motivos asturianos, dispone de un menú del día de 11 euros, de un menú de fin de semana de 15 y de diferentes menús concebidos para dos personas con precios entre 40 y 50 euros.

El cliente de esta sidrería se decanta mayoritariamente por el cachopo, pudiendo visitar el establecimiento sin tener que repetir porque se ofrecen hasta una veintena de elaboraciones distintas. El precio del cachopo XL es de 13 euros y el del XXL de 16 euros. En todos los casos van acompañados de patatas y ensalada.

Respecto a los diferentes tipos, en la carta tienen presencia desde los más clásicos hasta los nuevos. Así, hay cachopos de cecina y queso de cabra; foie y cebolla caramelizada; setas, champiñón y cebolla; morcilla, cebolla y pimientos; jijas y piperrada; jamón y queso; jamón, queso y foie; setas al Cabrales; queso de cabra y cebolla; gulas, gambas y pulpo; beicon y queso; lacón, queso y pimientos; queso de Cabrales; o pescado. En una segunda fase se incoporaron los cachopos de cuatro quesos (cabra, Cabrales, provolone y cremoso); de verduras (pimientos, berenjena, calabacín, cebolla, espárrago y tomate); jamón serrano y queso de Cabrales; lacón, salsa guacamoles y nueces; de pollo con jamón ibérico y queso cheddar; y de filete de pollo, lacón, queso y pimientos. Son raciones generosas para poder disfrutar con ellas tras compartir una o dos raciones.

En raciones destacan las de rabas, croquetas caseras, chorizo a la sidra, chipirones, callos, morcilla o pulpo. Otra especialidad de la casa son los tortos (7 euros), que pueden ser de jamón ibérico y queso; kikas y huevo; morcilla encebollada y huevo; o setas al Cabrales y huevo.

Quien opte por un plato de cuchara podrá elegir entre fabada asturiana y cocido montañés. También hay una nutrida oferta de ensaladas (entre 8 y 10 euros), de tablas de ibéricos (12) y de quesos asturianos (12).

El pescado está presente con la merluza rellena, el rape relleno y la lubina (entre 14 y 15 euros), mientras en carnes destaca el taco de buey sobre crema de Cabrales, la chuleta, el chuletón (28 euros/kg), el entrecot, la costilla y el solomillo relleno.

Para beber la carta ofrece diferentes tipos de vinos de corte clásico, pero lo que mayoritariamente se consume aquí es la sidra asturiana, para la que hay dispensadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos