Sabores de italia

Risotto de calabacín, gambas y crema de tartufo.
Risotto de calabacín, gambas y crema de tartufo.
SANTANDER

El restaurante Marcello incorpora nuevas especialidades

JOSÉ LUIS PÉREZSantander

Fernando Martín ha cumplido dos décadas al frente del restaurante italiano Marcello, una gran referencia en su especialidad en la ciudad, una visita obligada para quien quiera disfrutar con las buenas pizzas, los espaguetti, los carpaccios, los canelones, las ensaladas, la lasaña, la pasta..., y, por supuesto, también con postres como el tiramisú.

Aquí aúnan la experiencia con las inquietudes del chef-propietario, y ello se advierte tanto en la carta, plenamente consolidada con platos insustituibles como la carbonara, las pizzas y el carpaccio de carne, como en las sugerencias que cada día hay fuera de la carta.

De martes a viernes, salvo festivos, tiene muy buena acogida el menú del día, de 14,50 euros. Un día de esta semana el cliente podía elegir, de primero, entre una crema de calabacín trufada, una ensalada de pimientos y ventresca o unas verduras salteadas con aceite de oliva virgen extra y jamón de Parma; y de segundo, entre unos canelones de bacalao con salsa de espinacas y curry, unas albóndigas de ternera al vino tinto o unos rigatoni gratinados a la boloñesa. El menú incluye postre, pan, agua o copa de vino. También existe la posibilidad de tomar el plato del día, unos espaguetti napolitana, con postre y bebida, por 11,50 euros.

Canelones de bacalao con salsa de espinacas y un toque de curry.

Canelones de bacalao

Fernando destaca la reciente incorporación de nuevos platos, algunos ya en la carta, otros en el menú y otros que emergen como recomendación del día. Este puede ser el caso del risotto de calabacín, gambas y crema de tartufo, un plato bien ejecutado, sabroso –muy bien medido el toque trufado– y cremoso. Otro buen ejemplo son los canelones de bacalao con salsa de espinacas con un sutil toque de curry, con una melosidad propia de una bechamel. Otros ejemplos son los canelones de pato, los entremeses italianos, la tabla de quesos italianos o la caponata.

La cocina de Fernando tiene la virtud de adaptarse al paladar del cliente, algo que se pone de manifiesto en especialidades que se diferencian por el toque italiano que con su experiencia sabe poner. A veces son ‘pequeños’ matices, capaces de convertir un plato rutinario en un bocado exquisto para el paladar.

Carpaccio de carne, una de las especialidades de la casa.

En cuanto a postres, todos caseros –ésta es una cocina artesana donde todo es de elaboración propia–, brilla con luz propia el tiramisú, pero también conviene resaltar el sabor del helado de tiramisú, el helado de queso, la tarta de queso con frambuesa, la ‘muerte por chocolate’, el arroz con leche...

Marcelo Restaurante

C/ Floranes 29, Santander.

Teléfono: 942 373 007.

Propietario y jefe de cocina: Fernando Martín.

Inaugurado: 1997.

Sala: Emilio Torres.

Estilo de cocina: Italiana.

Precio medio de la carta: 15 euros.

Menú diario: 14,50 euros. De martes a viernes, excepto festivos.

Plato del día: 11,50 euros.

Capacidad: 44 comensales.

Horario: De 13 a 15.45 y de 20.30 a 23.15 h.

Cierra: Domingo y lunes, completos.

Bodega: Unas 40 referencias.

Wifi: Sí.

Aparcamiento: Zona de OLA.

Fotos

Vídeos