El discurso decepciona a PP y Ciudadanos, y esperanza a PSOE y Podemos

El discurso decepciona a PP y Ciudadanos, y esperanza a PSOE y Podemos
/ Celedonio Martínez
  • Tanto los socialistas como la formación de José Ramón Blanco reconocen sus propuestas en las priorizadas por Revilla ante el Pleno

El discurso de Miguel Ángel Revilla en la primera sesión del Pleno de Investidura ha convencido a su socio de Gobierno, ha dado esperanzas a Podemos, y ha defraudado al PP y a Ciudadanos.

PSOE (5 diputados)

La socialista Eva Díaz Tezanos, que será vicepresidenta en el nuevo bipartito y quizá consejera, ha salido "realmente satisfecha" y "contenta" del Pleno. Revilla ha reflejado "perfectamente" el acuerdo entre ambos partidos, con sus "prioridades" principales, resumidas en el "fortalecimiento del Estado de Bienestar", es decir, en "la recuperación de los niveles que existían hace cuatro años en sanidad, educación, y dependencia", todo "demandas del PSOE".

PP (13 diputados)

"Hay buenos deseos pero poquísimo compromiso". Con esta frase ha sintetizado su opinión, Eduardo Van den Eynde, portavoz del Grupo Parlamentario Popular. "Hay muy poco programa y propuestas de verdad que pudieran hacer pensar en un cambio", ha añadido, recordando que el anterior bipartito dejó a la comunidad al borde de la quiebra, según su análisis.

Ciudadanos (3 diputados)

"Me ha sonado básicamente a más de lo mismo. Estos días he estado repasando sus intervenciones de las investiduras de 2003 y 2007, y he visto muchos puntos comunes y cosas que ya se habían dicho. Casi hay frases calcadas". Rubén Gómez, el portavoz de Ciudadanos, tampoco ha estirado ninguna sonrisa al abandonar el hemiciclo. "Su nuevo modelo productivo se basa en volverle a dar a la máquina de hormigón".

Podemos (2 diputados)

Verónica Ordóñez se ha felicitado por el "cariz social" del discurso de Revilla, donde ha reconodido propuestas de su partido, aceptadas por el regionalista a cambio del respaldo en esta investidura. Aunque como oposición se mantendrán "vigilantes", no ha descartado "pactos en cuestiones concretas" durante el mandato.