El consejero de Educación respalda la supresión de la actual asignatura de Religión

El consejero de Educación respalda la supresión de la actual asignatura de Religión
  • Sostiene que no tiene sentido "con fines catequéticos" y que su aspecto cultural ya se imparte en los contenidos humanistas

El consejero de Educación de Cantabria, Ramón Ruiz, cree que la asignatura de Religión no tiene cabida dentro del sistema educativo si persigue fines "catequéticos". Y sobre su aspecto cultural, opina que "la formación humanística que se imparte en los centros del país ya contiene aspectos de la cultura judeocristiana". Es decir, que en los términos actuales, sobra.

Ruiz se ha manifestado así sobre la propuesta nacional de su partido, el PSOE, de cambiar la ley de educación para "avanzar en el Estado laico". Eso sacaría la Religión del currículum escolar. Por ahora, el Gobierno cántabro ya ha rescatado la asignatura de Educación para la Ciudadanía como optativa en la ESO, entre las medidas "para minimizar el carácter dañino de la LOMCE".

Si ganan las elecciones generales, los socialistas quieren "iniciar las negociaciones con la Santa Sede" para modificar los acuerdos existentes, acuerdos que permanecerían vigentes mientras durasen esas hipotéticos contactos.

Para Pedro Sánchez, el Estado "tiene capacidad de garantizar que cada cual se sienta como se sienta pueda ejercer libremente sus creencias", mientras que la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa "ha sido un paso atrás a plantear la Religión como asignatura evaluable". En su opinión, es "más importante que la Religión se pueda dar fuera del horario escolar".