Cantabria deja de ser la región con menos ejecuciones hipotecarias sobre viviendas

Cantabria ha aumentado los casos de ejecución hipotecaria un 21% respecto al mismo trimestre de 2015
Cantabria ha aumentado los casos de ejecución hipotecaria un 21% respecto al mismo trimestre de 2015 / Esteban Cobo
  • Aumentan un 21% en el segundo trimestre del año, mientras que en el conjunto del país caen un 30%. El proceso afectó a 173 propietarios

En Cantabria se iniciaron 173 ejecuciones hipotecarias de abril a junio (62 a personas físicas y 111 a personas jurídicas), un número que hace subir en casi el 21% el porcentaje respecto al mismo trimestre del año anterior. Enfrente, además, está la caída media del 30% a nivel nacional, según la estadística publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta forma, Cantabria deja de ser la autonomía con menor número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas, como lo fue en el primer trimestre, y pasa al séptimo lugar tras La Rioja (37), País Vasco (61), Navarra (66), Asturias (101), Extremadura (135) y Galicia (169).

Estas cifras sorprendieron al director general de Vivienda de Cantabria, el regionalista Francisco Javier Gómez Blanco, que atribuyó la información oficial a alguna «disfunción» que no alcanza a explicarse «porque existe mucha diferencia entre trimestres. Creo que ni estaríamos tan bien en el primero ni estaremos tan mal en el segundo», afirmó antes de señalar que es partidario de esperar a que acabe el año y ver hacia dónde ha ido la tendencia general a lo largo de todo el ejercicio. «Me parece lo mejor para poder valorar la evolución».

Oficina de intermediación

Gómez Blanco indicó que, en cualquier caso, se deba el dato a una distorsión concreta, «como Gobierno nos preocupa muy especialmente la cifra que atañe a las personas físicas».

Entre abril y junio, fueron 62 los propietarios que se vieron inmersos en la región en un proceso de ejecución hipotecaria y un número como éste «nos tiene que inquietar porque se puede acabar en un lanzamiento de la vivienda» (en un desahucio).

Por este motivo, hizo un llamamiento a las personas afectadas por este tipo de procedimientos, para que contacten «cuanto antes» con la oficina de intermediación que tiene abierta la Administración regional para buscar salida a estos casos.

Este tipo de ejecuciones(personas físicas) ha caído un 22,5% respecto al mismo trimestre de 2015 «lo que es alentador», pero al tiempo sube de forma reseñable (un 76%) el número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas jurídicas (111, en total, que suelen estar en manos de promotoras).

Mirando las cifras desde más atrás, actualmente en Cantabria el 0,14% de las hipotecas constituidas en Cantabria sobre viviendas en el periodo 2003-2015 han iniciado una ejecución hipotecaria en el segundo trimestre de 2016, el valor más alto tras Murcia y Andalucía (0,20) y Comunidad Valenciana (0,17), cuando esta región había ocupado habitualmente los menores valores.

315 fincas

Por otro lado, en el segundo trimestre del año, esta comunidad vio cómo se iniciaban 315 ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas, casi un 15% más que en el mismo trimestre de 2015 y el sexto valor más elevado por comunidades.

Así, tomando como referencia las hipotecas constituidas en el periodo 2003-2015 sobre el total de fincas, el 0,17 por ciento han iniciado una ejecución hipotecaria en el segundo trimestre de 2016, la quinta tasa más alta del país tras las de Murcia (0,25), Andalucía (0,23), Comunidad Valenciana (0,19) y Canarias (0,18).

De las 315 ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre el total de fincas, diez lo fueron sobre fincas rústicas y el resto (305) sobre fincas urbanas, correspondiendo 173 a viviendas, siete a solares y 125 a otras urbanas.

Además, el 89,6% de las ejecuciones sobre vivienda en la autonomía correspondieron a vivienda usada (155) frente a 18 ejecuciones sobre vivienda nueva.