Victorias y derrotas del pacto PRC-Podemos

  • Valdecilla, el Racing y el Plan de Emergencia Social son los cumplimientos más importantes frente a las deudas en Dependencia y Renta Social Básica

  • El secretario general del partido insiste en condicionar el apoyo a los Presupuestos Generales a la salida de Sodercan de Salvador Blanco

Podemos se siente satisfecho con el acuerdo que pactó con el PRC hace un año para facilitar el acceso a la Presidencia regional de Miguel Ángel Revilla. Según la formación morada, el presidente "ha contribuido a mejorar la vida de las personas", pero 'necesita mejorar' en Dependencia y Renta Social Básica, lo "más urgente" y lo que más preocupa al partido.

El secretario general de Podemos, Julio Revuelta, ha confirmado una "buena disposición" del Gobierno en relación al acuerdo pero aún queda "avanzar" en partidas económicas, por lo que ha solicitado el compromiso del Ejecutivo para incluir las que no se han cumplido en el próximo presupuesto.

Los incumplimientos afectan a áreas socialistas. Algo que no sorprende a Podemos porque este partido gestiona "el 90% del gasto público autonómico" y por tanto aspectos como la sanidad o las políticas sociales. "La gestión es de un partido pero la responsabilidad es del Gobierno", ha defendido Revuelta al respecto. Preocupan a Podemos dos puntos:

La Renta Social Básica, que "no ha aumentado la cuantía" de la misma ni se ha reducido el plazo con lo se tarda en responder una media de siete meses. Los podemitas reclaman al Gobierno que "comprometa recursos" para que se agilice el plazo de respuesta e incrementar la cuantía de la renta de forma "urgente".

Y la dependencia. El secretario General de Podemos ha denunciado el mantenimiento del copago y que no se ha recuperado el servicio de teleasistencia, una prestación "básica" que es "necesario que la cubra el Gobierno".

A preguntas de los periodistas, Revuelta ha confirmado que Podemos no apoyará los Presupuestos Generales de Cantabria de 2017 si el consejero delegado de Sodercan, Salvador Blanco, no deja el cargo. Y ha ido más allá al condicionar su voto al hecho de que "no puede haber gestores públicos que cometan irregularidades".

Pero en definitiva, en Podemos están "satisfechos y orgullosos" de, con sus tres diputados, "haber contribuido a mejorar la calidad de vida de miles de personas, sobre todo las que están en riesgo de vulnerabilidad".

Otros puntos del acuerdo

En cuanto a la corrupción y regeneración democrática, Podemos ha valorado positivamente la renuncia de Javier López Marcano a su cargo de diputado y el hecho de que el Gobierno mantendrá la acusación del 'caso Racing'. Su balance es que las peticiones se han cumplido pero "no se ha avanzado en excluir a los condenados por corrupción".

Respecto al informe sobre el contrato público-privado del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Podemos ha opinado que "ha faltado labor pedagógica" del Gobierno sobre las consecuencias del mismo. En términos generales, ha reivindicado un acuerdo político y con los agentes sociales para la defensa de la sanidad pública, a la que el Ejecutivo no ha destinado "suficiente dinero" en los PGC de este año.

En materia de deuda ha valorado la petición de reestructuación de la misma si bien la Consejería de Economía (PSOE) "ha perdido un año para hacer una solicitud"; ha dicho que se ha avanzado normativamente en los consejos sociales pero siguen sin recuperarse los de la Juventud, Mujer y Consejo Económico y Social; y en Educación, ha considerado que la Consejería (PSOE) debería ser "más proactiva" en su lucha contra la LOMCE.

También se ha avanzado más en lo normativo que en lo económico en "rescate ciudadano", si bien Revuelta ha insistido en que el acuerdo de Podemos con el PRC ha supuesto "una mejora clara" porque ha permitido "garantizar el acceso a los productos y suministros básicos".

Impuestos

Por otra parte, a preguntas de la prensa sobre la opinión de Podemos respecto a una posible subida del IRPF a las rentas más altas, Revuelta ha recordado que la media ya se adoptó el año pasado y él no cree que haya "mucho más margen" en este impuesto, aunque sí en algunos como el de Sucesiones "y otros que lleva el PSOE" en su programa.

Además, Revuelta ha defendido que "se puede mejorar bastante el gasto público".