«La Lomce es segregadora y ya no cree en ella ni el PP»

Cantabria recurrirá ante el Tribunal Supremo las reválidas de 4º de la ESO y 2º de Bachillerato. ¿Por qué esta oposición radical?

–La Lomce es una ley segregadora a la que se ha opuesto toda la comunidad educativa. Ya no cree en ella ni el PP cuando la pone como objeto de revisión para conseguir un pacto de investidura. Y las reválidas son un elemento más de segregación, en especial estas que entran en funcionamiento este curso, aunque el primer año no tengan validez académica. ¿Qué sentido tiene que un chaval que haya aprobado los cuatro cursos de la ESO se quede sin título si suspende la reválida? Ninguno, es una insensatez. Además supone una falta de confianza total en el profesorado, los centros, la evaluación continua... Es muy poco serio lo que está haciendo el PP con la Educación. Por si fuera poco, el Ministerio ha ‘cargado’ todo el trabajo de las reválidas a las comunidades autónomas, que tenemos que diseñar, preparar y aplicar las pruebas, además con profesores externos a los centros, lo que nos obliga a asumir un coste económico y humano elevadísimo. El enfrentamiento por la Lomce no es ideológico, político, sino estrictamente educativo. Si hay hasta comunidades gobernadas por el Partido Popular que están en contra de ella...

La ausencia de Gobierno no ayuda a resolver el problema...

–Está teniendo unas consecuencias gravísimas. Para algunas cosas un gobierno en funciones sí puede actuar, pero para otras parece que no. El caso es que en este año en funciones el Ejecutivo ha seguido el camino trazado en la Lomce sin apartarse un ápice. El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, tiene unas maneras más versallescas, vine de Europa, habla mejor, parece que nos atiende, pero sigue aplicando el mismo rodillo que José Ignacio Wert. Hasta tal punto, que con este curso la Lomce ya entra en vigor en su conjunto a pesar de la oposición total de la comunidad educativa.