Ruiz dice que no hay que hacer "un drama" con las horas lectivas perdidas

Ramón Ruiz Ruiz es el consejero de Educación del Gobierno de Cantabria.
Ramón Ruiz Ruiz es el consejero de Educación del Gobierno de Cantabria. / Roberto Ruiz
  • El consejero de Educación asegura que lo ocurrido en Secundaria en el inicio de este curso es "lo normal" de otros años

El consejero de Educación, Ramón Ruiz, ha asegurado hoy que lo ocurrido en Secundaria en el inicio de este curso escolar es "lo normal" de otros años y ha opinado que no hay que hacer "un drama" con las horas lectivas perdidos por los alumnos que no han empezado las clases el día 12.

El consejero ha reiterado en declaraciones a los periodistas que en Primaria el curso escolar ha empezado con "absoluta normalidad", mientras que en Secundaria la incorporación se hará de manera "flexible y paulatina", debido a que los exámenes de septiembre han impedido formar a tiempo algunos grupos.

Será el día 19 y no el 12 -como marca el nuevo calendario escolar- cuando el cien por cien de los institutos públicos empiecen el curso con la jornada completa, de cinco horas lectivas diarias.

Pero eso no quiere decir que los centros no estén atendiendo a los alumnos, ha subrayado el consejero, quien ha remarcado que aunque no se imparten las horas lectivas completas, los institutos aprovechan estos días para dar los libros o hacer las presentaciones por cursos. Estas horas tienen un carácter educativo, por lo que los alumnos no las tendrán que recuperar.

Según Ruiz, "esto es lo normal en otros cursos, con calendario o sin calendario", porque todos los años, las clases de Secundaria empiezan con unos días para las presentaciones y el rodaje y después la jornada docente completa.

"No es nada más extraño que otros años", ha insistido el consejero y ha explicado que la diferencia es que al adelantar el inicio del curso escolar, el periodo "está un poco más alejado".

El consejero ha advertido a aquellos que estén preocupados por los 175 días lectivos de que las revalidas de cuarto hay que hacerlas en el mes de junio, por lo que habrá que cerrar el curso "antes", al tener que dedicar ese periodo casi por completo a esas pruebas recogidas en la LOMCE. "No creo que haya que hacer un drama por estos días en relación a las horas docentes perdidas", ha apostillado.