Cantabria recurrirá las reválidas de Secundaria y Bachillerato

  • Las evaluaciones finales que se recurrirán ahora suponen, a juicio del Ejecutivo de Cantabria, una "segregación para el alumnado" y "han despertado la desconfianza de los centros y el profesorado"

El Gobierno de Cantabria ha autorizado a la Dirección General del Servicio Jurídico a interponer un recurso contencioso administrativo contra el real decreto por el que se regulan las evaluaciones finales de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato.

Según destaca el Ejecutivo de Cantabria, éste ha sido uno de los principales acuerdos del Gobierno en su reunión de esta semana.

Esta decisión se ha adoptado a instancias de la Consejería de Educación y se incluye en el rechazo que el Gobierno de Cantabria ha manifestado reiteradamente hacia la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), que ya se materializó con un primer recurso contra las pruebas de reválida en Primaria.

Las evaluaciones finales que se recurrirán ahora suponen, a juicio del Ejecutivo de Cantabria, una "segregación para el alumnado" y "han despertado la desconfianza de los centros y el profesorado".

Además, según el Gobierno de Cantabria, el real decreto que se recurre traslada a las comunidades autónomas "un elevado coste económico y de recursos humanos", dado que "son las autonomías las encargadas de diseñar, organizar y llevar a cabo las pruebas".