El Fiscal pide un año de cárcel al joven que agredió a dos chicos por su orientación sexual

  • El responsable de los hechos deberá pagar una multa de 2.400 euros, 600 euros a cada lesionado y no podrá trabajar en el ámbito docente, deportivo y de tiempo libre los próximos cuatro años

La Fiscalía pide un año de cárcel para el joven acusado de agredir en Torrelavega a dos chicos universitarios de Madrid tras referirse supuestamente de forma despreciativa a su orientación sexual.

Según los hechos recogidos en autos judiciales, el suceso ocurrió en octubre de 2015, cuando, a altas horas, el joven al que se investiga se cruzó con los otros dos chicos y le dijo a su novia: "mira dos mariquitas discutiendo".

Los chicos lo oyeron y le requirieron por lo que había dicho y el investigado lo repitió, por lo que se inició una discusión en la cual los dos denunciantes acabaron lesionados.

El pasado mayo la Audiencia de Cantabria consideró que la agresión a estos dos jóvenes no debía enjuiciarse como delito leve sino tramitarse como un procedimiento abreviado, lo que supone penas más graves, porque cree que se debió a su orientación sexual y a una intención de humillarlos.

La Audiencia revocó entonces un auto anterior del Juzgado de Instrucción de Torrelavega que investiga los hechos que atribuía al presunto agresor un delito de lesiones leves, y consideró que en esta persona investigada hubo una conducta "de menoscabo de la dignidad por la orientación sexual".

Según la información, la Fiscalía ha calificado provisionalmente los hechos y atribuye a esta persona un delito del artículo 510, que recoge los cometidos en el ejercicio de los derechos fundamentales y de las libertades públicas garantizados por la Constitución.

En concreto, el Ministerio Público califica la conducta de esta persona dentro del artículo que castiga a "quienes lesionen la dignidad de las personas mediante acciones que entrañen humillación, menosprecio o descrédito".

Se alude a actitudes contra cualquier persona "por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, u orientación o identidad sexual".

También habla de conductas impropias "por razones de género, enfermedad o discapacidad".

El Ministerio Público pide un año de cárcel por este delito y una multa de 2.400 euros.

La Fiscalía atribuye además a esta persona dos delitos leves de lesiones, por los que demanda sendas multas de 600 euros cada una.

Y solicita que se le imponga inhabilitación durante cuatro años para profesión u oficio educativos, en el ámbito docente, deportivo y de tiempo libre.