El exdirector de Cantur logra ahora que el Tribunal de Cuentas condene a la sociedad a pagar a su abogado

Diego Higuera.
Diego Higuera. / DM .
  • La sociedad pública, que en la legislatura del PP emprendió, sin éxito, varias causas contra Diego Higuera, tendrá que abonar más de 15.000 euros de costas judiciales

Durante la pasada legislatura, bajo la égida del popular Ignacio Diego, la sociedad pública Cantur abrió una especie de causa general contra el que fuera su director con el Gobierno bipartito, Diego Higuera. Los ‘populares’ escrutaron con minucia las cuentas que dejó el regionalista y le pusieron ante la justicia en varios procedimientos. Sin embargo, hasta ahora ha salido indemne tanto en los procesos penales como en las causas abiertas ante el Tribunal de Cuentas. La Cantur del PP no sólo no ha conseguido el reproche penal perseguido para Higuera, sino que ha salido trasquilada ya que tendrá que hacer frente a los honorarios de los abogados del exdirector, y no es la primera vez.

El Tribunal de Cuentas ha condenado a la empresa pública a pagar las costas judiciales derivadas del proceso abierto contra el exdirector en relación con supuestos pagos irregulares en la construcción de la casa de los gorilas del Parque de la Naturaleza de Cabárceno. En una resolución dictada el pasado día 5, el órgano fiscalizador establece que Cantur tendrá que reintegrar a Higuera los 15.264 euros que le costó defenderse de esa acusación.

La empresa pública llevó a Higuera ante el Tribunal de Cuentas para exigirle la devolución de los 79.090 euros que, a su juicio, entregó de manera indebida a tres empresas por levantar un recinto para gorilas en el parque. Según Cantur, se pagó dos veces por los mismos conceptos y responsabilizó de ese menoscabo al entonces gerente de la entidad.

En noviembre de 2014

La empresa pública llevó la reclamación ante el órgano fiscalizador en noviembre de 2014, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria primero, y el Tribunal Supremo después, absolvieran a Higuera y a su antiguo jefe, el exconsejero Francisco Javier López Marcano, de un delito de prevaricación administrativa relacionado con el mismo hecho. En este caso, el Supremo también impuso las costas a Cantur, que tuvo que desembolsar más de 8.000 euros para pagar la minuta de honorarios de las defensas de Marcano e Higuera.

El Tribunal de Cuentas también dio carpetazo al asunto, y en junio de 2015 absolvió a Higuera de la responsabilidad contable que le exigía Cantur al declarar prescritos los hechos, sin entrar a valorar la existencia o no de pagos irregulares a las empresas que ejecutaron las obras.

No contento con haberse salvado por una cuestión formal, Higuera exigió al Tribunal de Cuentas que condenara a Cantur a pagar a sus abogados. Para entonces, la gestión de la empresa pública había cambiado de manos y había pasado a ser responsabilidad de su partido, el PRC, de manera que la tasación de costas en más de 15.000 euros, realizada el pasado mes de julio, no ha encontrado oposición alguna.

Asuntos pendientes

No obstante, Higuera no puede cantar victoria. El Tribunal de Cuentas debe pronunciarse todavía sobre otra reclamación formulada por Cantur, que le exige el reintegro de 140.442 euros por las irregularidades contables derivadas del pago de gastos personales con la tarjeta de la empresa. Este asunto tiene su derivada en la jurisdicción penal, donde después de tres años de investigación el juez Miguel Ángel Agüero ha visto indicios suficientes para juzgar al ex alto cargo por un delito de malversación de fondos públicos al pagar con la tarjeta de Cantur el tabaco, revistas femeninas o gastos de lavandería. La causa está pendiente de que la Audiencia Provincial se pronuncie y diga si sienta a Higuera en el banquillo ante un jurado popular o profesional.