Podemos se queda solo en su petición de paralizar la subasta y venta de La Pereda

María José Saénz de Buruaga, durante su intervención en el pleno de este martes.
María José Saénz de Buruaga, durante su intervención en el pleno de este martes. / Andrés Fernández
  • PRC y PSOE, los dos grupos que sustentan el Gobierno, y el principal partido de la oposición, PP, han votado en contra de la propuesta de la formación morada

PRC y PSOE, los dos grupos parlamentarios que sustentan al Gobierno de Cantabria, y el PP, principal partido de la oposición, han unido este lunes sus votos en contra de la petición de Podemos de "paralizar inmediatamente" la subasta y venta del edificio del que fuera centro residencial de mayores La Pereda, una iniciativa a la que el grupo mixto-C's se ha abstenido.

De hecho, socialistas y 'populares' han coincidido en resaltar lo "demagógico" que, a su juicio, es esta inicitiva de Podemos, abordada en este primer Pleno del Parlamento regional tras el parón estival.

En esta proposición no de ley, con la que Podemos se ha quedado solo en su voto a favor, se pedía también que en "seis meses, como máximo, se inicen los estudios necesarios y se obtenga un presupuesto para volver a abrir, cumpliendo adecuadamente la normativa para poder dar atención a las personas dependientes" en La Pereda y bajo la gestión del Gobierno regional.

En la argumentación de su 'no' a la iniciativa de los podemitas, la portavoz de Economía del PP, Cristina Mazas, ha asegurado que no se cumplen los requisitos que establece la Ley del Patrimonio de Cantabria para poder paralizar la subasta.

Además, ha defendido que acometer las obras de rehabilitación de La Pereda y poder reabrirla de nuevo con el uso que tenía para dar servicio a unas 90 personas supondría unos 15 millones, mientras que construir una nueva para acoger a aproximadamente 160 costaría 4.

Por ello, ha considerado que, si la iniciativa de Podemos buscara la atención a las personas dependientes y el incremento del número de plazas, pediría que de los ingresos que se detraigan de su subasta (entre 5,5 y 4,7 millones, según se prevé) se destinen a construir un nuevo edificio.

La salida menos mala

Las portavoces de PSOE y PRC en este punto, Silvia Abascal y Rosa Valdés, respectivamente, han defendido la medida de la subasta y venta de La Pereda en el actual contexto económico y dada la situación en que se encuentra el edificio de La Pereda, de la que han culpado a la falta de mantenimiento del mismo durante los cuatro años de Gobierno del PP (2011-2015).

Así, Abascal ha asegurado que los 'populares' no realizaron "arreglo ninguno" y Valdés ha vuelto a criticar el cierre de La Pereda decretado por el PP en la pasada legislatura de este centro y lo ha considerado "ruinoso social y económicamente".

En la actual situación, regionalistas y socialistas han defendido la subasta y venta de La Pereda como una forma de obtener recursos para la comunidad para invertir en las políticas sociales y "necesarias" para la región y cubrir las "necesidades más inminentes de los cántabros".

Mientras Abascal (PSOE) ha defendido que el Gobierno regional debe ser "pragmático en sus decisiones", Valdés ha señalado que la subasta "no va a ser la mejor solución pero sí la menos perjudicial" en estos momentos.

Y es que, según la regionalista, esta salida es la "menos mala" para recuperar ingresos para la comunidad autónoma.

"Incompetencia del Gobierno"

Por su parte, C's justificado su abstención por esta segunda petición de los podemitas ya que ha asegurado "desconocer" la situación actual de la infraestructura y la inversión que sería necesario llevar a cabo la reapertura.

También ha censurado que Podemos presente ahora esta iniciativa contra una medida que se preveía en el Presupuesto regional de 2016 del bipartito y que los podemitas apoyaron.

Sin embargo, Podemos y la formación naranja han coincidido en achacar la necesidad de subastar y vender este y otros recursos del patrimonio de la comunidad autónoma a la "incompetencia" que, a su juicio, demuestra el bipartito PRC-PSOE para obtener ingresos.

La diputada del partido morado Verónica Ordóñez ha personalizado esta "incompetencia" que denuncia en el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota (PSOE), del que ha criticado su "absoluta incapacidad" para generar políticas económicas "efectivas" y "eficientes" para Cantabria y no haber hecho "absolutamente nada" para cambiar el modelo productivo.

"Sigue tocando el violín mientras el barco se hunde", ha reprochado a Sota la diputada podemita, que también ha criticado que haya dinero para "malgastar" en las empresas públicas mientras se "tira por la borda" el patrimonio de la región.

También C's y Podemos han criticado que socialistas y regionalistas censuraran la pasada legislatura la decisión del entonces Gobierno regional del PP de cerrar la Pereda y ahora, cuando están al frente del Ejecutivo, obten por vender el edificio. "¿Qué están haciendo diferente?", se ha preguntado.