Valdecilla ya tiene nuevo responsable de Geriatría

Carlos Fernández Viadero.
Carlos Fernández Viadero. / DM
  • Carlos Fernández Viadero, coordinador del plan de atención a la cronicidad, asume este «interesante reto» con «el objetivo de mejorar la atención a la salud de los ancianos»

Valdecilla hizo oficial este viernes el nombramiento del nuevo responsable del servicio de Geriatría, Carlos Fernández Viadero, que asume el cargo «como un reto interesante» en el que trabajará para «mejorar la atención a la salud del anciano desde un punto de vista general». Sin querer entrar en la controversia que la nueva organización de la atención geriátrica ha despertado entre el equipo médico de Liencres, el también coordinador del Plan de Atención a la Cronicidad de Cantabria buscará la colaboración del resto de especialidades para empezar a llevar a la práctica aquella guía de trabajo que nació del consenso de 200 profesionales de la región y que es sobre la que pivota el proyecto de la Dirección de Valdecilla.

«Lo primero que voy a hacer es contactar con los responsables de las diversas áreas de hospitalización en las que los geriatras podemos ser de ayuda y colaborar». Doctor en Medicina, especialista en Medicina Familiar y Geriatría, Fernández Viadero ha desarrollado una parte importante de su trayectoria en el ámbito residencial. Pertenece a la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología y es vocal de la asociación cántabra.

«Como grupo de trabajo, nuestra idea es pasar de los cuidados tradicionales, basados en la atención ante un proceso agudo de la enfermedad, con un paciente pasivo, a un modelo más centrado en la salud, donde haya una continuidad asistencial lo más preventiva posible y se promueva la educación sanitaria», explica. Un cambio de enfoque en el que prime «la reserva funcional y la capacidad intrínseca», es decir, encaminado hacia la forma de evitar el deterioro funcional y la aparición de secuelas de las patologías crónicas.

«Envejecimiento saludable»

En definitiva, «debemos trabajar de forma proactiva por un envejecimiento saludable», señala el geriatra. Este planteamiento implica «desarrollar una estructura de cuidados en el medio comunitario (centros residenciales y domicilios)». Por eso, Valdecilla ha programado el refuerzo geriátrico en esa dirección a través de la Unidad de Hospitalización Domiciliaria. Al frente de la asistencia geriátrica del hospital, Fernández Viadero potenciará «la coordinación entre Atención Primaria y Especializada, que es una premisa fundamental», con la que se busca agilizar los circuitos dentro del sistema (consultas, pruebas diagnósticas...) y atajar las recaídas de los pacientes pluripatológicos, ya que con ello se reducirán las visitas al Servicio de Urgencias y los ingresos.

«Desde Geriatría vamos a intentar difundir este cambio de paradigma para que el anciano esté lo mejor atendido posible en el mejor sitio para que mantenga su calidad de vida. Pero con un programa transversal, en el que no haya islas que funcionen de forma independiente, sino que se trabaje de forma coordinada». Fernández Viadero, médico adscrito al servicio de Psiquiatría de Valdecilla –concretamente, al psiquiátrico de Parayas–, defiende que «a nivel hospitalario, los pacientes geriátricos van a ser atendidos de la misma forma que hasta ahora, beneficiándose de la atención especializada. Tratamos de extender los cuidados geriátricos al mayor número de personas». Para ello, se ha puesto en marcha la Unidad de Frágiles, en la planta de Medicina Interna de las Tres Torres, que «no tiene límite de camas».