El cántabro Ricardo Cortés debuta hoy en la gestora que dirige el PSOE

Ricardo Cortés.
Ricardo Cortés. / Javier Rosendo
  • El socialista se ha integrado en esta comisión a petición de Díaz Tezanos. El martes había tomado posesión como diputado en las Cortes Generales

Ricardo Cortés, diputado por Cantabria, fue designado por el PSOE el sábado como uno de los 11 vocales de la comisión gestora que conducirá al PSOE hacia un congreso extraordinario tras el convulso Comité Federal que concluyó con la dimisión de Pedro Sánchez. Esta ha sido una semana movida para el socialista nacido en Castro Urdiales, porque solo cuatro días antes de ser elegido para integrar este órgano había tomado posesión en las Cortes Generales, donde ejercerá como único representante de los socialistas de la región.

Cortés se sentó en su escaño en sustitución de la cabeza de lista del PSOE en las tres últimas elecciones, la exalcaldesa de Santoña Puerto Gallego, que dimitió al saberse investigada por el Tribunal Supremo. El nuevo parlamentario debutará hoy mismo en la gestora, ya que su primera reunión está convocada para las 12,00 horas en la sede de Ferraz.

El socialista contó ayer que ha llegado a ella porque se lo pidió Eva Díaz Tezanos. De hecho, Cortés (Castro Urdiales, 1969) agradeció públicamente a la secretaria general del PSC-PSOE que hubiera pensado él para este cometido en un momento tan delicado para las siglas. «Pero no solo agradezco a Tezanos su confianza. También la de todo el partido», recalcó. El recién estrenado congresista afirmó que siente «una gran responsabilidad», porque es consciente de que hay por delante «mucho trabajo». «Lo afrontaré con los principios con los que siempre he trabajado en el PSOE, que ha sido dando siempre el máximo».

Cortés señaló que, cuando recibió en la noche del sábado la llamada de la secretaria general del PSOE cántabro para pedirle que se integrara en la gestora, «no había mucho tiempo para decidirse. Es un momento en el que sabes que tienes que dar un paso adelante por el partido y lo das». Según afirmó, desconoce por qué motivo fue elegido. «Eso quizá le correspondería explicarlo a ella. Me gustaría creer que pensó en mí porque sabe que mi forma de trabajo es el diálogo».

De partida, a Cortés se le ubica entre los afines al dimitido Pedro Sánchez, ya que Díaz Tezanos formaba parte de la ejecutiva que acaba de dimitir en bloque y no estuvo entre las 17 personas que abandonaron el órgano de dirección el jueves y precipitaron la caída del secretario general de los dos últimos años.

En el Comité Federal del sábado, los tres representantes del PSOE cántabro (la vicepresidenta del Gobierno cántabro, la presidenta del Parlamento cántabro Lola Gorostiaga y el secretario general del PSOE de Santander Pedro Casares) votaron a favor de la propuesta de Sánchez de convocar un Congreso Extraordinario en tres semanas y de permitir que la militancia eligiera a su próximo secretario general. Es decir, los tres cántabros formaron parte del grupo de 107 personas que votó a favor del dimitido dirigente y que perdió frente a los 132 de los llamados críticos.

La comisión gestora está presidida por el presidente de Asturias, Javier Fernández, quien ha asumido las funciones ejecutivas del partido hasta la celebración de un congreso federal extraordinario del que saldrá el próximo líder socialista. Forman parte de la comisión varios dirigentes andaluces y otros de Canarias, Baleares, Valencia, La Rioja o Extremadura, por citar algunos.

Revilla: «Sorprendente»

El presidente de Cantabria y secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, volvió a opinar ayer públicamente sobre la situación interna del PSOE, de la que dijo que la «voladura» del partido acontecida el sábado en el Comité Federal es «lo más sorprendente» que ha vivido en su trayectoria política.

«Fue un espectáculo absolutamente penoso e inconcebible en un partido de tanta historia. Lo más sorprendente que he vivido en mis 74 años y 40 de vida política», indicó en declaraciones a RNE.

Durante la pasada semana, en la que la crisis del PSOE se iba agrandando a medida que iban pasando los días, el presidente regional, que gobierna en Cantabria en coalición con el partido socialista, apoyó públicamente a Pedro Sánchez a quien pidió que fuera «coherente» y se mantuviera en el «no a Rajoy».