Quince atletas denuncian que han sido estafados con un viaje ficticio al maratón de Nueva York

  • El precio inicial era de 700 euros e incluía el avión desde Madrid, cinco noches de hotel y dorsal. En total hay 80 ‘runners’ afectados en toda España

Quince atletas cántabros han denunciado que han sido estafados por un presunto promotor de viajes que les ofreció acudir al maratón de Nueva York, que se celebrará el próximo mes de noviembre. En total, 80 ‘runners’ habrían sido timados en toda España por R.F.M., que ha confesado ante la Policía que les ha estafado, según consta en la denuncia presentada por uno de los atletas cántabros afectados.

El timo comenzó el pasado año cuando se enteró, por otros aficionados a correr maratones, de que «una persona estaba organizando un viaje para correr el maratón de Nueva York». Así lo relata en su denuncia este ‘runner’ santanderino, que prefiere mantener el anonimato. En esta denuncia, presentada en la comisaría de Santander, también se detalla que el precio de ese supuesto viaje era de 700 euros e incluía el avión Madrid-Nueva York, cinco noches de hotel y el dorsal.

Él y otros catorce atletas cántabros decidieron apuntarse, ya que el precio del viaje, alojamiento y dorsal era inmejorable. Y al igual que ellos, clientes en toda España, que vieron como un gran ‘chollo’ ir a correr a Nueva York por tan sólo 700 euros, depositaron la cantidad requerida mediante una trasferencia. Todos ellos recibieron el correspondiente justificante de pago y una factura.

Pero tres meses después, el promotor del viaje mandó un correo electrónico a todos los apuntados al viaje. Les contaba que los vuelos y el hotel ya estaban cerrados y confirmados, pero que «no había podido conseguir un sponsor para adquirir los dorsales de todo el grupo y que si querían seguir adelante con el viaje, cada corredor debía ingresar otros 300 euros más». El atleta cántabro explica en su denuncia como, dos días después de recibir ese correo electrónico, él y el resto de sus compañeros hicieron el ingreso de esos 300 euros extra. En total 1.000 euros cada uno, algo que seguía sin parecerles muy caro, ya que las operadoras que tienen la exclusividad de estos viajes suelen cobrar entre 2.000 y 2.500 a cada atleta.

El pasado mes de septiembre, el día 13, R.F.M. se volvió a poner en contacto con todos los ‘runners’ mediante otro correo electrónico en el que les decía que no había sido posible conseguir los dorsales y que «había perdido todo el dinero recaudado». También les explicaba, tal y como denuncia el ‘runner’ cántabro, que había informado de todo lo sucedido a la Policía Judicial, ante la cual reconoció que había timado a 80 personas.

Ese mismo día, el atleta cántabro explica que recibió una llamada telefónica de la Comisaría General de Policía Judicial, del departamento de Unidad de Investigación Tecnológica, en la que fue informado de que había sido víctima de una estafa y que tenía que interponer una denuncia en la comisaría, lo que hizo el pasado día 16 de septiembre.