Una de las tres habitaciones de la nueva área de partos de Mompía.
Una de las tres habitaciones de la nueva área de partos de Mompía. / Celedonio Martínez

La nueva área de partos de la Clínica Mompía se abrirá "a finales de mes"

  • Cuenta con dos paritorios, un quirófano para cesáreas y tres salas de preparto, equipadas como una habitación con baño incluido

La nueva área de partos de la Clínica Mompía está lista para su apertura. El Grupo Igualatorio, que ha apostado por un ambicioso plan de mejora del hospital, confía en poder estrenar las instalaciones «en la segunda quincena de octubre», aunque «la fecha exacta dependerá de los resultados de las pruebas de bioseguridad», ya en proceso.

Los nacimientos en la sanidad privada, que el año pasado ascendieron a 490, se vivirán en cuestión de unas semanas en las modernas instalaciones habilitadas en la cara norte de la clínica (planta -1 ) tras una espectacular reforma que tendrá continuidad una vez se proceda al traslado. Los nuevos paritorios y los antiguos funcionarán de forma paralela hasta que los primeros absorban toda la actividad.

Las obras, a cargo de la empresa Ascán, comenzaron a finales de enero, con la dificultad que entraña desarrollar unos trabajos de esta envergadura en el corazón de un hospital en funcionamiento.

Una vez se desaloje el espacio que ocupan ahora los paritorios, arrancará la siguiente fase del plan de obra, que contempla la ampliación del área de reanimación, que por primera incluirá una unidad de cuidados intensivos (UCI), que permitirá ampliar el catálogo de intervenciones quirúrgicas. Esta reforma, que en total abarca a una superficie de más de 1.100 metros cuadrados, cuenta con un presupuesto de 1,6 millones de euros.

La nueva sección de partos ocupa 400 metros cuadrados, en los que se han habilitado tres salas de dilatación, con baño incorporado y la apariencia de una confortable habitación, que se sitúan en paralelo a los dos paritorios ordinarios y al nuevo quirófano para cesáreas, separados por un pasillo técnico.

El espacio acoge también una sala de exploración con aseo, una habitación acristalada destinada al ‘nido’ de los recién nacidos y las zonas de trabajo y descanso del personal sanitario.

En el diseño de las estancias, como apuntó a este periódico el arquitecto responsable, Ignacio Noguer, se ha querido huir del aspecto frío, hospitalario y técnico, buscando una ambientación acogedora para un momento tan especial como es el nacimiento de un hijo. Pero el área de partos es sólo la primera parte de la reforma programada, que transformará esta planta.

La previsión del Grupo Igualatorio es que para comienzos de 2017, la clínica disponga de tres nuevos quirófanos, el destinado a cesáreas y los dos de la nueva Unidad de Reanimación, que incluirá también tres boxes de cuidados intensivos. También se prevé la ampliación de la zona de vestuarios y se crearán habitaciones para los intensivistas.

Uno de los nuevos paritorios

Uno de los nuevos paritorios / Celedonio Martínez

De esta forma, la Clínica Mompía pasará de los seis quirófanos convencionales a disponer de nueve. Además, uno de ellos se dotará con mayor tecnología para poder realizar cirugía más específica (esofágica, hepática...) que hasta ahora no se podía hacer fundamentalmente por no disponer de UCI.

La remodelación en curso forma parte del plan de mejora iniciado hace tres años, que comenzó con la reorganización de la planta cero de la clínica, dividida en cuatro alas a partir del distribuidor principal (hall), cada una con un uso concreto. Una se dedicó una al personal (cafetería y vestuarios), otra abierta al público (cafetería, tienda, peluquería y capilla), una tercera para administración y la cuarta para formación –es la sede de la Escuela de Salud–.