Dos años y medio de cárcel para el hombre detenido con 97,5 kilos de hachís

  • El acusado ha reconocido que fue él quien alquiló el coche en el que viajaba la droga y que sabía lo que había en el vehículo, pero desconoce cuál iba a ser el destino de las 991 pastillas de hachís

El hombre de 62 años que el pasado 22 de abril fue detenido en Barreda conduciendo un coche cargado con 97,5 kilos de hachís ha aceptado este martes una condena de dos años y medio de cárcel, que rebaja en un año y medio la petición de pena inicial de la Fiscalía.

En el juicio, celebrado en la Audiencia de Cantabria, el Ministerio Fiscal ha rebajada su petición de cárcel, que era de cuatro años, al introducir para el acusado como atenuante cualificada el reconocimiento de los hechos y la cooperación con la investigación.

El hombre ha explicado que fue detenido en la calle después de que el coche en el que viajaba realizase una maniobra irregular.

En el interior del vehículo que estaba aparcado, según ha precisado, se localizaron dos maletas y una bolsa de deportes con 991 pastillas de hachís, que habría tenido un valor en el mercado de 160.000 euros.

En su declaración, el acusado ha reconocido que fue él quien alquiló el coche en el que viajaba la droga y que sabía lo que había en el vehículo.

Sin embargo, ha asegura que él no conducía el coche y ha detallado que, en el viaje desde Málaga, acompañó a ese vehículo otro turismo que conducía el hombre que le había contrato.

Según ha relatado, ese hombre le prometió regalarle este segundo vehículo por transportar el hachís desde la ciudad andaluza hasta Cantabria, donde ha manifestado que no sabe cuál iba a ser el destino de la droga.

"He cooperado en lo máximo posible", ha defendido el acusado, quien ha señalado que lleva desde que fue detenido haciendo memoria sobre lo que ocurrió y ha afirmado que "si supiese algo más" lo habría dicho.

Su defensa se ha mostrado de acuerdo con el escrito de calificación del Ministerio Fiscal que también ha rebajado su petición de multa de 320.000 euros a casi 159.000, con lo que el juicio ha quedado visto para sentencia.