Los ecologistas denuncian que se ha matado el doble de lobos de los que dice el Gobierno

Lobo muerto en una batida en Tresviso.
Lobo muerto en una batida en Tresviso. / DM
  • Ecologistas en Acción, Arca, Mortera Verde, Grupo Lobo de Euskadi y Ascel estiman en 42 el número de cánidos muertos, mientras que el último dato oficial facilitado por el Gobierno regional habla de 21

Los ecologistas aseguran que durante la presente temporada de caza, 2015-16, se han abatido en Cantabria "al menos" 42 lobos. La cifra no cuadra con el último dato oficial facilitado por el Gobierno regional, que estimaba en 21 los cánidos caídos en el mismo periodo, es decir, justo la mitad.

Ecologistas en Acción, Arca, Mortera Verde, Grupo Lobo de Euskadi y ASCEL (Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico), los sindicatos que se han atrevido a rebatir los datos de la Dirección General de Medio Natural, defienden en su denuncia que esta cifra, 42, ha supuesto la erradicación de al menos dos grupos familiares, o lo que es lo mismo, el 17% de los grupos "censados" oficialmente.

Pero la queja de los ecologistas va más allá y advierte que "se ha superado el máximo número de lobos abatidos por año de la última década". Creen que la administración habría autorizado y organizado cerca de 200 actuaciones de control letal de la especie, "en algunos casos en lugares donde ni siquiera se había producido ni un solo daño a la ganadería".

Sospechan, además, que las muertes se habrían concentrado en cuatro comarcas (Besaya, Campoo-Los Valles, Liébana y Saja-Nansa) dentro de un área inferior a 1.200 kilómetros cuadrados. Para ser más concretos, apuntan a Polaciones, Hermandad de Campoo de Suso, Los Tojos, Pesaguero, Mazcuerras, Vega de Liébana o Cabezón de Liébana como los municipios con más lobos caídos.

En sus informes precisan que 23 de los 42 lobos habrían sido abatidos mediante la modalidad de rececho -búsqueda de un animal para darle caza-, llevándose a cabo en algunos casos por parte de los técnicos auxiliares del medio natural y jefes de la comarca "excediendo el cupo autorizado e ignorando las instrucciones dadas por sus superiores jerárquico".

En el resto de muertes autorizadas, 14, se hubieran llevado a cabo, dicen los ecologistas, en batidas ordinarias de jabalí a manos de cazadores locales. En estos casos, también aprecian irregularidades como la falta de autorización expresa de control del lobo o el exceso de cupo".

El dato de los ecologistas con los dos lobos muertos "furtivamente" y los tres que habrían caído en batidas extraordinarias en las que "se autorizó el uso de cohetes -artefactos expresamente prohibidos por la legislación vigente-, y se invitó a participar a personal laboral de las cuadrillas forestales -no pueden ser monteros en batidas de caza".

Los conservacionistas denuncian la desestructuración de la población cántabra de lobos tras estas perdidas, en las que aseguran han fallecidos ejemplares pequeños -cuatro cachorros-, así como adultos.

"Estas batidas, además de repercutir de manera negativa en la demografía y en la genética de nuestros lobos, son una mala praxis de gestión si el objetivo es reducir los daños a la ganadería, como demuestran diversos trabajos científicos realizados en España", opinan los conservacionistas.

No entienden que las medidas de control letal sobre lobos se apliquen de manera generalizada en la región cuando la legislación solo contempla que se hagan de manera excepcional. "Adolecen de justificación ecológica, científica y socioeconómica, y no están sirviendo en absoluto para calmar los ánimos de algunas organizaciones profesionales agro-ganaderas."De hecho, más bien todo lo contrario", advierten.

Una vez hecha pública la denuncia y las quejas, los ecologistas piden tanto al director general del Medio Natural como al director de la Reserva de Caza Saja que detengan los controles poblacionales y se conozcan de manera pública las resoluciones administrativas en las que se autoriza la muerte de lobos y las que contienen los datos de lobos muertos en la región "sin ocultar ningún detalle".