Detenido en Madrid el presunto estafador del Maratón de Nueva York

Imagen de la Maratón de Nueva York de 2014
Imagen de la Maratón de Nueva York de 2014 / DM .
  • La Policía ha explicado que Rafael Fernández de Miguel ha reconocido que usó el dinero de los 70 atletas timados, quince de ellos cántabros, para "las apuestas deportivas por internet"

La Policía ha detenido en Madrid a un hombre acusado de estafar a más de 70 corredores, quince de ellos atletas de Cantabria, con una falsa oferta para ir a correr el maratón de Nueva York, ya que ofrecía el viaje en redes sociales a mitad de precio asegurando que tenía una fundación, aunque en realidad destinaba el dinero a apuestas.

Según ha informado este jueves la Dirección General de la Policía, los afectados son de toda España, aunque hay más en Madrid, y el arrestado y presunto estafador es Rafel Fernández de Miguel, madrileño de 38 años, que ya había sido denunciado hace un año por hechos similares.

Fuentes de la investigación han precisado que, tras descubrirse la estafa e identificar al presunto autor, la Policía le citó para declarar y, tras un interrogatorio en el que acabó reconociendo la estafa, fue detenido. La también Policía ha detallado que, tras recibir varias denuncias, se supo que entre mediados y finales de 2015 el ahora detenido comenzó la comercialización de viajes en los que ofertaba la asistencia, como participante, al maratón de Nueva York 2016.

Lo hizo a través de una página web y de perfiles en distintas redes sociales en los que ofrecía el viaje y la participación en el maratón a mitad del precio habitual: unos 700 euros, aunque al final aumentó la cifra hasta los 1.000 euros. Aseguraba que su fundación buscaba acercar ese tipo de pruebas deportivas al corredor popular y lograba financiación a través de patrocinios y contactos con asociaciones benéficas oficiales.

En su web había configurado una serie de páginas que permitían a los interesados su registro y el seguimiento de información relativa a carreras anteriores. También daba a conocer toda una serie de detalles acerca de los viajes que el organizador llevaría a cabo y la forma de contactar con él.

"Engañados desde el principio"

Ante el recelo de los clientes que quería comprar el viaje, que preguntaron sobre el bajo precio del mismo, el ahora arrestado dio "excelsas explicaciones" que acabaron convenciendo a los corredores. A lo largo de los meses previos al maratón los compradores fueron recibiendo correos electrónicos en los que eran informados de los avances del proyecto, de la confirmación de las reservas de vuelos y del alojamiento en hoteles, así como de los dorsales de la prueba.

Los investigadores han determinado que las víctimas "fueron engañadas" desde el primer momento, ya que el dinero que iban aportando era derivado directa y prácticamente de forma instantánea a una cuenta de un portal de internet de Gran Bretaña dedicado a las apuestas deportivas.

Los agentes de la Sección de Redes de la Unidad de Investigación Tecnológica dieron con él y el sospechoso acabó detallando que la oferta del viaje suponía un plan urdido por él mismo con antelación para obtener dinero con el que realizar las citadas apuestas deportivas, según la Dirección General de la Policía.