Díaz Tezanos lamenta la "prepotencia política" del Ministerio con Vuelta Ostrera

Vista de la actual depuradora de Vuelta Ostrera, junto a la Ría de San Martín.
Vista de la actual depuradora de Vuelta Ostrera, junto a la Ría de San Martín. / Luis Palomeque
  • La vicepresidenta del Gobierno aconseja al Estado que se guíe por criterios ambientales para elegir la ubicación de la nueva planta

La vicepresidenta del Gobierno autonómico denunció ayer la «prepotencia política» con la que está manejando el Ministerio de Medio Ambiente la búsqueda de una solución para la depuradora de Vuelta Ostrera. Eva Díaz Tezanos no sólo lamentó que el Estado olvide informar a Cantabria de los pasos administrativos dados para cumplir la sentencia de derribo que pesa sobre la estación, sino también su falta de voluntad para encontrar juntos la mejor ubicación posible de la nueva planta. «Siguen pensando que tienen mayoría absoluta y no colaboran con los gobiernos autonómicos. Nosotros estamos abiertos a dialogar porque entendemos que así deben ser las relaciones, pero es muy complicado si el de enfrente no quiere», señaló la dirigente socialista.

Construida sobre una zona de dominio público, Vuelta Ostrera debe demolerse por orden judicial antes del año 2020. El departamento dirigido por Isabel García Tejerina encargó un estudio de posibles ubicaciones para levantar la depuradora sustituta. Las opciones se limitaron a seis, todas ellas en el entorno de la Ría de San Martín, entre Barreda y Cuchía. La localización mejor puntuada por los técnicos del Ministerio fue una ladera situada a sólo 300 metros de la actual estación, que costó construirla 24 millones de euros hace una década. La nueva planta supondrá un desembolso extra de alrededor de 90 millones.

«El PP gobernaba en Madrid y en Cantabria cuando provocaron este gran despropósito, que ahora supondrá un fuerte quebranto económico para todos. Es un dinero público que podía llegarnos para otras inversiones muy necesarias, pero producto de esa prepotencia política nos encontramos en este momento tan complicado», destacó la vicepresidenta cántabra, que se enteró por el Boletín Oficial del Estado (BOE) de que el Ministerio sacaba a concurso esta semana la redacción del proyecto para la nueva estación. «Deberían habérnoslo comunicado por respeto institucional», señaló.

Díaz Tezanos aconsejó al Estado que se guíe por «criterios ambientales» para elegir la ubicación alternativa y haga caso del informe de los técnicos de su Consejería, adelantado ayer por este periódico y que García Tejerina tiene sobre su mesa desde verano, que desaconseja construir la nueva planta a solo 300 metros de la actual.

«Muy rigurosos»

«Hemos sido muy rigurosos sobre las diferentes opciones que existen y los técnicos, que han hecho un gran trabajo, son muy críticos con el emplazamiento que más gusta a Medio Ambiente», explicó Díaz Tezanos. De hecho, el documento destaca que existen «hechos objetivos desfavorables y un gran impacto visual y paisajístico», entre otros reparos. Por eso, la dirigente socialista cree que el Ministerio debería haber convocado una reunión con ellos para, entre todos, «haber analizado y explicado las alternativas mas adecuadas».

La vicepresidenta también recordó la travesía judicial de una década que ha sufrido esta depuradora, «un camino de ilegalidades y engaños». «Todos nos acordamos cuando Ignacio Diego dijo en 2011 que iba a expropiar la sentencia y legalizar Vuelta Ostrera. Un auténtico engaño a los ciudadanos para lograr un puñado de votos», denunció.