El programa de la mujer rural llegará a 1.600 beneficiarias de 73 municipios
/ DM

El programa de la mujer rural llegará a 1.600 beneficiarias de 73 municipios

  • Acercamiento a las nuevas tecnologías, defensa personal o resolución de conflictos son algunos de los talleres planteados en esta segunda edición

El Gobierno de Cantabria ha puesto en marcha la segunda edición del programa de dinamización de la mujer rural que amplia el número de actividades, beneficiarias y ayuntamientos para llegar a 1.600 mujeres de 77 municipios de la comunidad autónoma.

El programa que arrancó en septiembre y se prolongará hasta diciembre, se denomina "Nosotras mismas", y su segunda edición se ha ampliado, tras el éxito de la primera, en la que participaron 700 mujeres de 44 ayuntamientos.

Según ha explicado en la presentación la vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, uno de los compromisos de legislatura del Ejecutivo es promover el empoderamiento de las mujeres cántabras y potenciar su participación, abriendo espacios de encuentro y facilitándoles los recursos necesarios para elevar su nivel de información, formación y autoestima.

En ese compromiso ha enmarcado los objetivos de las 73 actividades que se desarrollarán en otros tantos municipios con la colaboración de las asociaciones de mujeres, que se encargan de canalizar la participación.

En la segunda edición se ha ampliado las modalidades de talleres, que han pasado de 10 a 16, y con los que se persigue que las mujeres del mundo rural participen, salgan a los espacios colectivos y contribuyan a construir una sociedad más igualitaria.

La vicepresidenta les ha animado a unirse a las actividades que se han programado y que incluyen talleres de empoderamiento para fortalecer sus capacidades y su protagonismo como grupo social y de liderazgo femenino, en los que aprender que pueden hacer mucho por mejorar su bienestar y cómo lo limitan los estereotipos de género.

Actividades

Las actividades se desarollan en municipios de menos de 5.000 habitantes y están dirigidas por especialistas. El programa ofrece, entre otras propuestas talleres de mejora de la autoestima, que tocan aspectos relacionados con el desarrollo personal y la resolución de conflictos, y de uso de internet y las nuevas tecnologías.

Estos últimos se han programado para contribuir a cerrar la brecha que se ha detectado en el uso de estas herramientas, que es muy bajo entre las mujeres de entre 45 y 65 años de las poblaciones más pequeños.

En otros de los talleres podrán aprender técnicas no agresivas de defensa personal ante potenciales peligros como agresiones y robos.