Igual (PP) y Hernando (PRC), este martes en el Parlamento cántabro
Igual (PP) y Hernando (PRC), este martes en el Parlamento cántabro / Javier Cotera

El Parlamento aprobará el ‘derecho al realojo’ con la abstención de PRC y PSOE

  • Las formaciones que sustentan al Gobierno no votarán contra la norma, aunque creen que «adolece de errores graves, deja mucho que desear y es oportunista»

Por primera vez en la historia del Parlamento de Cantabria toda la oposición impondrá la modificar la Ley del Suelo n contra del criterio del Gobierno regional. PRC y PSOE descubrieron el sabor a hiel que supone gobernar en minoría y optarán finalmente por abstenerse el lunes en la votación de una norma que garantiza el derecho al realojo y al retorno de los afectados en procesos urbanísticos en los que se requiera el desalojo de los ocupantes legales de inmuebles que constituyan su residencia habitual, a pesar de considerar que «adolece de errores sumamente graves, deja mucho que desear, es oportunista, beneficia especialmente a los promotores y al Ayuntamiento de Santander y no da respuestas a las expectativas que expresaron los vecinos en las ponencias».

Los partidos que sustentan al Ejecutivo, que solo disponen de 17 de los 35 escaños, ceden en el pulso con PP, Podemos y Ciudadanos para «no perjudicar a los vecinos» de El Pilón y Prado de San Roque, que serán los primeros beneficiarios de la futura legislación. Ni regionalistas ni socialistas quieren cargar sobre sus espaldas con la presión que supondría votar en contra, aunque para ello tengan que volver la cara a la hora de levantar el brazo en la Cámara. De hecho, intentaron hasta el último momento sin suerte convencer a los diputados del Partido Populary de Ciudadanos –según ellos mismos confesaron– para que desistiesen en sus intenciones y esperasen al texto promovido por el bipartito, que previsiblemente se aprobará el año que viene.

La Comisión de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social dio ayer luz verde al informe de la Ponencia sobre esta proposición de ley, con los 6 ‘síes’ de los representantes de la oposición y las cinco abstenciones de los coaligados. Para los vecinos de El Pilón y Prado de San Roque la ley beneficiará no solo a quienes, como ellos, están «en medio de una reforma urbanística» sino a todos los que pueden encontrarse más adelante en su misma situación y que, gracias a esta reforma, van a poder tener «un sitio al que ir», dijo en rueda de prensa su portavoz, Belén Madrazo.

Arropada por una decena de afectados, Madrazo reconoció que les había molestado la postura de regionalistas y socialistas «porque nadie en su sano juicio puede decir que no se cumplen nuestras expectativas». «Ha habido tres partidos que han tenido conciencia. Es una norma de total importancia porque, como se dice popularmente, no todos los ojos lloran el mismo día. Hoy somos nosotros, pero en un futuro pueden ser otros», sentenció antes de reconocer que seguirán «luchando para que rehabiliten su barrio», pero les tranquiliza «saber que tendemos un lugar a donde ir a dormir». «Hoy es un día muy feliz y el lunes lo será más», sentenció.

El popular José Manuel Igual expresó su satisfacción por una propuesta «innovadora» y «pionera» que podría servir de ejemplo a otras comunidades autónomas. Igual destacó que la Ley tiene «muchísimo desarrollo, analizando leyes estatales pero ejecutándonos en nuestro desarrollo legislativo hasta el límite». Y apostilló que viene a cubrir la «laguna legal» que existía en Cantabria por una sentencia del Tribunal Constitucional.

Debate entre portavoces

La portavoz de Podemos, Verónica Ordóñez, cree que las posturas y las declaraciones de PRC y PSOE durante los últimos días «sólo tiene dos lecturas: sólo intentan vender su libro con su foto en la portada y se trata de una persecución inaceptable y antidemocrática a un partido que saben que no puede ser corrompido ni por especuladores ni por constructoras, porque no tiene deudas con nadie».

En la misma línea, el diputado de Ciudadanos Juan Ramón Carrancio defendió que es la ley «más garantista de España», una norma que trata de «impedir que alguien se quede sin su vivienda o su negocio y se le pague la cuarta parte de su valor». Por eso, insistió, «nos hemos puesto de acuerdo tres grupos que poco tenemos que ver».

Tanto Pedro Hernando como Silvia Abascal, portavoces de PRC y PSOE, justificaron su abstención señalando que se está de acuerdo «en lo básico» pero manteniendo que su tramitación es «inoportuna» e «innecesaria» dado lo inminente de la nueva ley del suelo que está elaborando el Gobierno y que recogerá el derecho al realojo y al retorno. Además, insistieron en que el PP promovió esta modificación para «solucionar un problema» del Ayuntamiento de Santander.