fotogalería

Bertín Osborne actuó en El Soplao ante 150 personas / D. Pedriza

El eco interminable del concierto de Bertín

  • El Gobierno regional considera que las críticas del PP responden a su "aversión irracional" contra El Soplao

El problema no era Bertín Osborne. El problema era El Soplao. Así resume el Gobierno de Cantabria, a grandes rasgos, la polémica generada en torno al concierto del cantante, reconvertido en crooner, y sus mariachis, en la cavidad de la mina La Florida celebrado el pasado mes.

Antes de llevar su respuesta al Parlamento, donde los partidos de la oposición han pedido su comparecencia para detallar los gastos generados por la actuación, el ejecutivo regional ha dedidido enviar un comunicado de prensa para exponer su punto de vista. Las críticas del Partido Popular son, según dicen, "una muestra más de la aversión irracional de esa formación política contra una cueva que, desde su inauguración con fines turísticos, fue uno de los principales reclamos de la Comunidad Autónoma".

Para Eva Bartolomé, directora general de Turismo y firmante del comunicado, este papel destacado de la cueva se prolongó de 2005 a 2011, "antes de verse sumida en el ostracismo, el abandono y el olvido durante la Presidencia de Ignacio Diego", a cuyo partido acusa de hacer "todo lo posible para borrar del mapa" la infraestructura turística "de primer orden que recibió en herencia".

Bartolomé ha respondido de este modo a las declaraciones del parlamentario popular Santiago Recio, a quien ha aclarado que la repercusión del concierto de Osborne en promoción y venta de entradas de la cueva supera "con creces" los 8.000 euros invertidos por una empresa pública para su celebración.

De hecho, ha destacado que esa cantidad es "incluso baja", dado que el concierto no sólo tuvo efectos promocionales, sino también un objetivo benéfico y permitió la donación de casi 3.400 euros a la Fundación Asilo San José de Torrelavega.

La directora de Turismo no sólo ha defendido la actuación de su departamento, sino que también ha calificado como “mezquino y malintencionado” que Recio utilice este concierto para tratar de “descalificar políticamente” al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, quien “no ha intervenido para nada en la organización, ni mucho menos ha obtenido beneficio alguno”.

Precisamente, el presidente regional ha declinado hacer declaraciones respecto a los detalles económicos del asunto, al ser preguntado por los periodistas en la presentación de una nueva línea aérea. No por "rehuir la pregunta", sino por no conocer los detalles exactos, ha indicado Revilla, quien no ha visto "ni el periódico, la verdad".

"Seguro que lo tenemos que explicar en el Parlamento y el consejero dará explicaciones amplísimas", ha dicho el jefe del Ejecutivo regional acompañado por el responsable del área, Francisco Martín, quien considera "bastante curioso" tener que acudir a la cámara para hablar del asunto, dado que el Gobierno regional ha explicado ya "casi todo" y lo que resta lo dirá "en su momento". Tras las declaraciones de esta mañana, llegaba el comunicado de la tarde y queda pendiente la comparecencia parlamentaria, en una sucesión de actos más larga que cualquier bis del cantante madrileño.

Presencia en televisión

Para Bartolomé, lejos de ser criticable, "hay que agradecer" al presidente -que finalmente no acudió al recital subterráneo- que utilizara su participación en el programa de Osborne en una televisión de ámbito nacional para promocionar El Soplao, sin coste alguno para las arcas públicas y sin más objetivo que volver a situarlo en el lugar que le corresponde entre las infraestructuras turísticas más sobresalientes de la Comunidad Autónoma”.

A este respecto, Santiago Recio, portavoz de Turismo del PP, ha acusado al presidente de mentir, por asegurar que el concierto "no costaría ni un euro". Para los populares es evidente que ha habido otros gastos de los que no se ha informado, "como puedan ser gastos derivados de la producción", ha señalado.

"Esto -ha concluido Recio- es una contraprestación por el programa que hizo con Bertín Osborne en una televisión privada y no tenemos por qué con dinero público pagarle a él un programa para que promocione la venta de su libro".

Conciertos en la cueva

Bartolomé ha explicado que la decisión de celebrar conciertos en la cueva fue aprobada el pasado mes de abril por el Consejo de Administración de la sociedad pública encargada de su gestión, en la que están representados tanto el Gobierno cántabro como el Ayuntamiento de Rionansa y las juntas vecinales de Labarces, Celis y Rábago, con el objetivo de recuperar la programación musical iniciada en 2005 “con excelentes resultados para dar a conocer la cueva y sus atractivos”.

Asimismo, ha recordado que la actuación fue posible gracias a la colaboración del Instituto para la Calidad Turística de España (ICTE), que decidió copatrocinarla e incluirla en su programa ‘Conciertos con Q’, “por su evidente atractivo como instrumento de promoción”.

Finalmente, la directora de Turismo ha recalcado que el Gobierno de Cantabria “no tiene absolutamente nada que ocultar” y por eso ha remitido al Parlamento “toda la información, sin obviar ningún dato sobre los costes asumidos”. “Hemos hecho lo que creemos mejor para dar a conocer todo el potencial de El Soplao y, por más que le pese al PP, seguiremos haciéndolo en el futuro”, ha concluido.