Cantabria tendrá casi 37.000 habitantes menos en 15 años, según el INE

La población de la comunidad será de  545.876 personas en 2031
La población de la comunidad será de 545.876 personas en 2031 / Celedonio Martínez
  • La brecha entre nacimientos y defunciones es cada vez mayor

Cantabria tendrá 36.695 habitantes menos dentro de 15 años, en 2031, si se mantuvieran las tendencias demográficas actuales, por una brecha cada vez mayor entre las defunciones y los nacimientos, según las proyecciones de población del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La población de la comunidad autónoma bajaría así en 2031 hasta los 545.876 habitantes, un 6,3% menos que en 2016.

El INE prevé en sus proyecciones que el saldo vegetativo de Cantabria se mantendrá en negativo, con una diferencia cada vez mayor entre defunciones y nacimientos.

Si en 2015 las defunciones superaban a los nacimientos en 1.671, en 2030 habrá 3.436 fallecimientos más que nacimientos.

Sólo en tres comunidades autónomas, Baleares, Comunidad de Madrid y Región de Murcia, el número acumulado de nacimientos superaría al de defunciones en los 15 próximos años mientras que el saldo vegetativo será negativo en las otras catorce.

El saldo migratorio con el extranjero, sin embargo, será positivo en quince comunidades, entre ellas Cantabria, si se mantienen las tendencias actuales.

Mientras que en 2015 el número de residentes en Cantabria que se fue al extranjero fue superior al de los inmigrantes que llegaron a la región en 702 personas, se prevé que en 2030 cambien las tornas.

Así, el número de extranjeros residentes en la región superaría en 543 al de los que han emigrado al extranjero, lo que arroja un saldo migratorio de 9,6 por cada mil habitantes.

Lo mismo ocurrirá, según la proyección del INE, con la migración interior, de forma que la región atraerá más población procedente del resto de España de la que se irá a otras comunidades a vivir.

Cantabria será una de las nueve comunidades con un saldo migratorio interautonómico positivo en 2030, que el INE calcula en 147 personas (1,4 por mil habitantes), frente a la pérdida de 415 por los movimientos de población entre regiones en 2015.