"Por cada ocho profesionales sanitarios vacunados de la gripe se salva una vida"

vídeo

La subgerente de Valdecilla, Beatriz López, como el resto del equipo directivo, se vacunó ayer contra la gripe. / Roberto Ruiz

  • El gerente de Valdecilla llama a vacunarse a los 5.000 trabajadores del hospital, «porque así protegen a los pacientes», y espera que el mensaje cale al menos en un 40%

. «Por cada ocho profesionales sanitarios que se vacunan de la gripe se salva una vida». Con este mensaje, el director gerente de Valdecilla, Julio Pascual, animó a los más de 5.000 trabajadores del hospital –incluidos los 500 dependientes de Smart Hospital (Ferrovial)– a blindarse frente al virus en el primer día de la campaña vacunal, con el objetivo de que cale «al menos en el 40% recomendado».

En una mañana de brazos al descubierto para recibir el pinchazo del antídoto, mientras los ciudadanos comenzaban a pasar por los centros de salud, con cita previa, para ponerse la vacuna –tienen de plazo hasta el 16 de diciembre–, en Valdecilla una representación de la plantilla, con la cúpula directiva al frente, daba ejemplo de responsabilidad. Uno a uno fueron pasando por el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales (primera planta del Pabellón 15), donde se les administró la dosis escudo frente a la epidemia por excelencia del invierno. Un gesto con el que la Gerencia vuelve a insistir, por segundo año consecutivo, en la necesidad de estimular al personal sanitario, especialmente en Valdecilla, que el año pasado registró la tasa de vacunación más baja de los centros hospitalarios de la región –apenas llegó al 20%–.

Categorías

En la campaña de 2015-2016, la mayor cobertura vacunal se registró entre los médicos, seguidos por el personal de enfermería. Por eso, Pascual subrayó que «queremos hacer hincapié en las auxiliares clínicas, en los celadores y en las limpiadoras, entre otras categorías que tienen contacto directo con los pacientes y que registran una tasa de vacunación manifiestamente mejorable. Ya no solo porque no pasen la gripe ellos, sino sobre todo porque no la transmitan a las personas hospitalizadas», apuntó Pascual. De ahí que también se haya extendido la recomendación entre los estudiantes de sexto de Medicina, que rotan por el centro para realizar sus prácticas. «En realidad, de lunes a viernes estamos en el hospital como un trabajador más, así que venimos a vacunarnos para no contagiar el virus a los pacientes», señala Javier Vejo, uno de los primeros alumnos que acudió a ponerse el pinchazo.

Dentro del grupo, que ayer escenificó en Valdecilla el arranque de la campaña, había profesionales concienciados, que repiten inmunidad cada año, otros que volvían a vacunarse tras faltar a la cita en otoños pasados y también quienes reconocían que era su primera vez. Puesto que no todas las categorías profesionales tienen contacto con los pacientes, la Dirección sostiene que se conformaría con llegar al 40%.

Aunque «todo indica que la gripe de este año va a ser normal, en realidad no sabremos el alcance de la onda epidémica hasta enero o febrero», advirtió el gerente, que aprovechó para recordar que, dada la elevada incidencia de esta enfermedad, «la mejor prevención es la vacuna, que es totalmente segura y eficaz. La campaña está dirigida a todas las personas mayores de 60 años, independientemente de que estén enfermos o no, así como a los pacientes incluidos en los colectivos de riesgo», reiteró. También a las embarazadas, en cualquier trimestre de gestación, y a los niños que presenten alguna patología. «El año pasado, quien menos sufrió la gripe fue precisamente la gente mayor, debido a que dos terceras partes estaban vacunados», apunta.

Asimismo, la vacunación es aconsejable para todas aquellas personas que trabajan en servicios públicos esenciales para la comunidad, como las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, bomberos, protección civil, personas que trabajan en los servicios de emergencias sanitarias y trabajadores de instituciones penitenciarias y otros centros de internamiento por resolución judicial.