El Gobierno ve "desmedido el afán de protagonismo" del Ayuntamiento de Santander

  • Acusa al Consistorio de actuar "sin razón y sin argumentos" en su crítica a Mazón y advierte de que el consejero "puede reunirse con quien quiera sin necesidad de pedir permiso a nadie"

El Gobierno de Cantabria considera «inexplicable» y «desmedido» el «afán de protagonismo y confrontación» del Ayuntamiento de Santander, al que le ha acusado de actuar «sin razón y sin argumentos» en su crítica al consejero de Obras Públicas, José María Mazón, por mantener una reunión con los responsables de la asociación Ampros para promover la creación de pisos tutelados para personas con discapacidad en presencia del portavoz municipal del PRC, José María Fuentes-Pila, pero no de ningún miembro del equipo de gobierno local.

El teniente de alcalde, concejal de Infraestructuras y portavoz del PP, César Díaz, había lamentado «la deslealtad institucional» mostrada hacia el Consistorio de la capital cántabra por parte de Mazón y le había reprochado, tal y como recogió este periódico, que «ningunea a quienes ejercen la labor de gobierno porque no son de su mismo color político». «Es impresentable que el consejero no haya hecho ni una sola visita al Ayuntamiento de Santander en toda la legislatura y convoque en su despacho a un concejal de su partido para hablar de asuntos que tienen que ver con la ciudad. Eso es un acto partidista y no una reunión de trabajo», subrayó Díaz.

Además de clarificar que Fuentes-Pila fue «el promotor» del encuentro a petición de Ampros, «entidad con la que mantiene lazos profesionales que van más allá de la política», el Gobierno cántabro considera «inauditos» los «celos partidistas» demostrados por César Díaz al cuestionar dicho encuentro.

«El consejero de Obras Públicas, como el resto de los miembros del Gobierno, puede reunirse con quien quiera sin necesidad de pedir permiso a nadie, y mucho menos al Ayuntamiento de Santander», señala el Ejecutivo regional. Asimismo, cuestiona el «malestar» que esa reunión ha causado en el Consistorio, dado que el proyecto abordado «no se circunscribe a la capital, sino que es una iniciativa encaminada a impulsar la creación de viviendas tuteladas de toda Cantabria».

Considera por ello que las críticas de Díaz no sólo están «fuera de lugar», sino que también evidencian «una profunda animadversión política», actitud ante la que invitan al concejal y a todo su partido a «sumarse a colaborar» y «olvidar las fotos». «Lo único que le preocupa al equipo de gobierno del PP en su relación con el Ejecutivo regional son las fotos, no los proyectos», concluye.