FAPA denuncia presiones de "demasiados" directores para no secundar huelga

  • La Federación de Asociaciones de Padres y Madres asegura que algunos equipos directivos están informando "incorrectamente" a las familias sobre la "imposibilidad de que sus hijos puedan participar en la huelga"

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres (FAPA) en Cantabria ha denunciado este martes "presiones" de los equipos directivos de "demasiados" centros educativos de la región para que los estudiantes y profesores no secunden la huelga convocada este miércoles contra las pruebas de reválida.

En un comunicado, la FAPA Cantabria ha asegurado que algunos equipos directivos están informando "incorrectamente" a las familias sobre la "imposibilidad de que sus hijos puedan participar en la jornada de huelga".

Y añade que en otros centros, hay "presiones para que los alumnos acudan a clase con el aviso de convocar exámenes o avanzar tareas, e incluso impedimentos para que las Ampa puedan difundir información de la huelga".

La FAPA asegura que ha hecho todo los "esfuerzos posibles" para que las familias cántabras sepan lo que van a significar las nuevas pruebas de reválida y el motivo por el que se convoca la huelga de mañana, junto al Colectivo de Estudiantes, pero ha aclarado que lo ha hecho "respetando siempre que cada familia decida libremente lo que desea hacer".

"Esperábamos que la actuación fuese la misma por todas las partes, pero parece que esto no está siendo así", ha lamentado la FAPA, que recuerda que la Consejería de Educación consideró "adecuada" la propuesta de los padres y madres de que se informara en ese sentido a las familias.

La FAPA sí ha querido agradecer el trabajo de muchos docentes, que han trasladado información a las familias sobre las reválidas, para que puedan ejercer o no su derecho a la huelga.

La Federación ha recordado que esta jornada de paro en la educación cántabra, se ha convocado para todos los niveles educativos y no solo para estudiantes.

Ceapa espera una "gran movilización"

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) espera que haya "una gran movilización" este miércoles, con motivo de la huelga convocada contra las reválidas de la LOMCE, la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa.

De momento, los datos que tiene la CEAPA apuntan que la huelga va a ser"un éxito" entre el alumnado y las familias, ya que, por su parte, el profesorado solo está llamado en algunas comunidades autónomas, según ha indicado este martes en Santander el presidente de CEAPA, José Luis Pazos, quien ha matizado no obstante que es "pronto" para saber los datos reales.

"No vamos a vender el éxito el día antes", ha precisado, aunque se ha mostrado convencido de que será "una jornada exitosa".

En cuanto a la fecha elegida para la huelga, previa a la formación del nuevo gobierno, Pazos ha recordado que cuando el Sindicato de Estudiantes planteó el 26 de octubre para la movilización, a la Confederación le pareció que "estaba bien elegida".

Cree además que puede ser 'un toque de atención' para quienes vayan a entrar a gobernar -"sean los que sean", ha apostillado-, para "dejarles claro el posicionamiento de la sociedad" en materia de educación.

Así, a juicio del portavoz de las asociaciones de padres y madres, es el "momento adecuado" para "dejarles claro" que no están "dispuestos" a aceptar reválidas ni el "mantenimiento" de la LOMCE, y "mucho menos" -ha recalcado- "recortes" en educación.

En este sentido, José Luis Pazos ha avanzado que no van a aceptar que desde el nuevo gobierno "cumplan la amenaza" que implica el memorandum enviado a Europa, y que incluye el "recorte de otros 5.000 millones más" en educación, recorte que "hoy por hoy" -ha concluido - "el sistema educativo no lo puede absorber".