SOS Lobo acude a Revilla para que "se deje de perseguir y matar al lobo ibérico"

    SOS Lobo acude a Revilla para que "se deje de perseguir y matar al lobo ibérico"
    • La plataforma ha dirigido una carta al presidente, acompañada de 110.000 firmas, para solicitarle que se apueste por una "gestión sostenible"

    La plataforma SOS Lobo Cantabria ha registrado en la sede del Gobierno regional una carta, acompañada de 110.000 firmas, que dirige al presidente, Miguel Ángel Revilla, para solicitarle que "se deje de perseguir y matar" al lobo ibérico en la región.

    Este colectivo ha considerado este martes en un comunicado que el plan de gestión del lobo "no garantiza" la protección de la especie y ha asegurado que recoge "más controles poblacionales", que han llevado "a la situación actual".

    SOS Lobo ha opinado que se está "engañando" y no se están dando datos de las muertes o de las manadas que hay en la región y ha asegurado que la gestión que se está haciendo de esta especie "no es la que quiere la gran mayoría de los ciudadanos".

    Ha hecho referencia a "manadas desestructuradas", de "guardas y cazadores que matan a todo ejemplar que ven" y de zonas de montaña que se quieren libres de lobos", así como de espacios protegidos "en los que se antepone el ganado a las especies autóctonas".

    "En muchas zonas rurales de Cantabria, llevan desde el verano haciendo campaña para que se siga cazando al lobo y para evitar cualquier normativa que lo proteja de algún modo. Siguen sosteniendo que no hay solución para mantener sus actividades (en la mayoría de los casos en monte público y en espacios protegidos)", ha afirmado la plataforma.

    Ha denunciado también la "falta de transparencia" de la Consejería de Medio Rural, "que oculta todos los censos y datos de cacerías", así como las actuaciones de "controles poblacionales", añadiendo que eso es "contrario" a la Ley de Transparencia.

    "Todavía se puede apostar por una gestión sostenible de verdad y por la protección de la fauna y la flora silvestre que es lo que dicen las leyes nacionales e internacionales y por lo que deben velar nuestros gobernantes y funcionarios", ha concluido.