Urgente

Acuerdo en el ERTE de Sidenor

Cantabria se propone sacar a la luz la violencia de género "oculta" en el mundo rural

  • Díaz Tezanos anuncia un programa de prevención y sensibilización que echará a andar la próxima semana en Ramales y Colindres, y se extenderá a las 9 mancomunidades

Los datos corroboran que la violencia de género tarda más en aflorar cuando se vive en el mundo rural, donde cuesta más dar el paso de denunciar. El aislamiento geográfico y la dispersión de población influyen a la hora de que las mujeres reconozcan la situación que padecen dentro de sus casas. El Gobierno de Cantabria pondrá en marcha la próxima semana un programa de sensibilización con el que se pretende sacar a la luz esta realidad «muchas veces oculta».

La vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos, presentó ayer esta iniciativa que arrancará en Ramales y Colindres y se extenderá a las nueve mancomunidades de la región hasta fin de año. Constará de 33 sesiones informativas, abiertas a todos los interesados (hombres y mujeres), con las que se busca sensibilizar contra la violencia de género «invisible» en el ámbito rural, en el que las mujeres tienen más dificultades para acceder a la información y a los servicios de ayuda a las víctimas.

A las sesiones han sido invitadas las asociaciones culturales y de mujeres, los profesionales de los servicios sociales, policías locales y alcaldes y concejales. Una vez finalizado el programa, se hará un informe complementario que recogerá todas las necesidades que se detecten para seguir avanzado en esta lucha.

Los objetivos de esta iniciativa son crear un espacio de reflexión sobre la violencia de género, trabajar con herramientas básicas de prevención, dar a conocer todos los recursos a disposición de las mujeres con los que cuenta Cantabria, favorecer «una vida libre de violencia» y mejorar la coordinación de quienes trabajan en esta materia. La vicepresidenta destacó que la elección del medio rural para ponerlo en marcha no es «una decisión caprichosa» sino que parte del análisis de los datos que publica el Consejo General del Poder Judicial sobre violencia de género por partidos judiciales, que indican que existen unas menores tasas de denuncia en aquellos núcleos con una población más reducida. Así, en 2015 en el partido judicial de Santander se presentaron 734 denuncias y en Torrelavega, 163, mientras que en el de San Vicente de la Barquera hubo 25 y en Reinosa, 24.

«Queremos provocar una reflexión sobre la importancia de la desigualdad como base de la violencia, sobre cómo favorecer mecanismos de prevención, fijar indicadores para desterrar cualquier tipo de violencia y transmitir la posibilidad de salida a esta situación, además de que se conozcan todos los recursos existentes para que haya mejor coordinación», explicó la vicepresidenta.

Desde julio, como novedad, no solo se atiende a las mujeres en el centro de asistencia y atención integral a las víctimas de Santander sino que las profesionales se desplazan a los centros territoriales de servicios sociales de Reinosa, Laredo y Torrelavega para que no tengan que acudir al de la capital, con los inconvenientes que eso conlleva, recordó Tezanos, quien presentó el programa junto a la directora general de Igualdad y Mujer, Alicia Renedo. Es una de las medidas que el Gobierno ha puesto en marcha esta legislatura para mejorar las políticas de lucha contra la violencia de género y la atención a las mujeres que la sufren y a sus hijos, unas políticas, insistió, que sufrieron un retroceso en los cuatro años anteriores.