fotogalería

Vista panorámica del Desfiladero de La Hermida / Andrés Fernández

El Desfiladero, una joya por la que conducir

  • SEAT incluye la garganta lebaniega, de apenas 21 kilómetros de longitud, en el ranking de las 'Diez carreteras más espectaculares del mundo'

La compañía automovilística SEAT ha incluido el Desfiladero de La Hermida entre las 'Diez carreteras más espectaculares del mundo', que es como los probadores de la marca han rotulado un ranking ciertamente subjetivo en el que la garganta lebaniega, de apenas 21 kilómetros de longitud, aparece radiante junto a otras nueve joyas del asfalto internacional, entre ellas la mítica Route 66 que atraviesa de costa a costa los Estados Unidos de América.

Consensuado por un grupo de especialistas del fabricante español, que se han tirado una larga temporada buscando por todo el mundo carreteras en las que poder testar sus nuevos modelos, el catálogo, en el que tan solo hay una española, el Desfiladero de La Hermida, expone los diez caminos planetarios donde, por sus idílicos parajes, la conducción se convierte en una experiencia trepidante.

Así, además del cañón lebaniego figura Transfagarasan (Rumanía), considerada actualmente una de las carreteras más bonitas de Europa, que aporta a tan peculiar ranking siete de esas diez citadas carreteras. De casi 90 kilómetros de longitud, la vía atraviesa los Cárpatos dejando un regalo a la vista del viajero: el castillo Poenari, la residencia del príncipe que inspiró la novela Drácula de Bram Sotekr.

Sin llegar a salir del continente, los probadores también han reparado en el Paso de Stelvio (Italia), famoso por sus 48 curvas cerradas en un tramo de tan solo 24 kilómetros y ubicado a 2.757 metros de altitud -es el paso más elevado de los Alpes Orientales-; el Furka Pass (Suiza), conocido por su aparición en la película 'Goldfinger' de James Bond; la Romantische Strasse (Alemania), que recorre más de 400 kilómetros para enlazar Wurzburgo y Füsen; la Route Napoleón (Francia), el camino que siguió el emperador galo para recuperar su trono, y la singular Atlanterhavseien (Noruega), que en apenas 8,72 kilómetros une una batería de islotes a ras del Océano Atlántico.

Y más allá del Viejo Continente, los especialistas han encontrado tres tesoros más por conducir.

Uno en Argentina, la Ruta 40, que recorre nada menos que 5.200 kilómetros (es la más larga del ranking) y atraviesa 21 parques nacionales. Otro en Australia, la Great Ocean Road, una vía de 243 kilómetros que surfea la costa ofreciendo a los viajeros paisajes de lo más variopinto, desde pueblos pesqueros hasta selvas tropicales. Y uno más en Estados Unidos, la Route 66, una carretera de leyenda. Abriéndose camino a lo largo de 4.000 kilómetros, 'The Mother Route', la carretera madre donde Steven Spielberg puso al diablo sobre ruedas, es, quizá, la más famosa del mundo.

Otro reconocimiento

Bueno, pues a esa altura, y a la altura de las ocho anteriores, elevan los especialistas de SEAT al Desfiladero de la Hermida no por casualidad, porque no es la primera vez que la garganta cántabra aparece en este tipo de listados.

Recientemente, la empresa especializada Goldcar ya dejó en su página web un listado de las siete carreteras españolas por las que conducir «será todo un reto» y que encabezaba precisamente el desfiladero por delante incluso de la carretera leonesa de Caín.