Las farmacias aún tienen largas listas de espera para la vacuna de la meningitis B

Las farmacias aún tienen largas listas de espera para la vacuna de la meningitis B
/ Daniel Pedriza
  • Un año después de que se agotara el suministro, al mes siguiente de salir a la venta, el Colegio de Farmacéuticos cree que la situación tardará «dos años» en normalizarse

Las farmacias de Cantabria aún tienen largas listas de espera para adquirir la vacuna de la meningitis B (Bexsero). Solo las primeras familias en apuntarse, nada más agotarse el stock, y aquellas que tuvieron ojo para acudir a las boticas que acumulan menos demanda han conseguido inmunizar a sus hijos frente a la enfermedad infantil más temida, que puede causar la muerte en sólo 24 horas. Así que la mayoría sigue pendiente de que le llame su farmacéutico para decirle que por fin puede dispensarle la vacuna. Entre las farmacias que más peticiones han registrado, admiten que han podido satisfacer solo una parte de las peticiones «porque durante meses nos han estado llegando dosis con cuentagotas». Como ejemplo, una oficina de Santander confirma que desde noviembre de 2015 hasta ahora solo han proporcionado 23 tratamientos completos, de un listado donde figuran más de centenar de solicitantes.

Es cierto que también hay farmacias que se han encontrado como respuesta un 'No, gracias, ya le he vacunado'. Aunque se contaba con ello, este tipo de reacciones evidencia que muchos padres, tras la alerta desatada a raíz del desabastecimiento casi inmediato de las dosis a la venta, hace justo un año, corrieron a apuntarse en más de una botica para aumentar las probabilidades de conseguirla.

Desde el Colegio de Farmacéuticos sostienen que esto dificulta poder cuantificar cuál es la demanda pendiente, porque también hay familias que hicieron la reserva en una sola farmacia pero para más de un hijo. Su presidenta, Marta Fernández Teijeiro, señala que «hay que tener en cuenta que cada petición se multiplica por dos, porque no nos atrevemos a dispensar una primera dosis sin tener garantizada la segunda». Cabe recordar que la vacunación está indicada para todos los niños a partir de los 2 meses de edad y hasta la adolescencia.

Según las previsiones que avanzaba el laboratorio fabricante (GSK), a final de verano empezaría a llegar un suministro más adecuado, aunque se adelantó que seguiría siendo insuficiente para satisfacer la brutal demanda. Y así ha sido. «Llega alguna vacuna más que antes, pero creemos que aún se tardará un par de años en normalizar la situación para que no volvamos a sufrir desabastecimiento, porque la capacidad de producción es la que es», añade Fernández Teijeiro. Además, «la estimación realizada por la Agencia del Medicamento de las dosis que se necesitan en España es de 1,7 millones. Teniendo en cuenta que se requieren dos por niño, suponen 700.000 vacunas para las 22.000 oficinas de farmacia de España, una previsión muy escasa», señala la presidenta de los farmacéuticos cántabros. Por todo ello reivindica que, mientras siga habiendo falta de suministro, «sería importante que las autoridades sanitarias facilitaran un sesgo de edad para organizar la dispensación de las disponibles. Ahora mismo la única referencia es el orden de lista elaborado por cada farmacia». Ante el interés de las familias por conocer cuánto tiempo tendrán que esperar aún para perder el miedo a la meningitis B, los farmacéuticos solo pueden «transmitir tranquilidad y recordar que la prevalencia de la enfermedad es baja, aunque estamos deseando que esto se resuelva lo antes posible».

«Es muy necesaria»

El pediatra Alberto Bercedo, presidente de la Sociedad de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria de Cantabria, se muestra más optimista con los plazos y habla de que, «según el laboratorio GSK, para finales de año está prevista la normalización», y no solo eso sino que «ya hay otro laboratorio (Pfizer) que va a sacar a la venta una nueva vacuna frente a meningitis B, lo que posiblemente contribuirá a solucionar completamente la situación el próximo año». Desde la sociedad, se apuesta por la vacunación de todos los niños de Cantabria, entendiendo que «es una vacuna muy necesaria y que debe estar a disposición de todos e incluida en el calendario vacunal oficial». Ahora mismo es de carácter voluntario y el coste sale del bolsillo de las familias, que deben comprarla por su cuenta en la farmacia a un precio de 106 euros por dosis. El único requisito para poder adquirirla es acudir con la correspondiente receta del pediatra.

Los pediatras se apoyan en la experiencia de Reino Unido, donde sí está incluida en el calendario oficial, que «muestra un 83% de efectividad en lactantes en el primer año del programa nacional de inmunización frente a meningitis B en el Reino Unido frente a cualquier cepa de meningococo B, y de un 94% frente a las cepas prevenibles mediante la vacuna, en los lactantes que reciben las primeras dos dosis de las tres recomendadas». De esta forma, los casos notificados de la enfermedad «se han reducido en un 50% en la población objetivo del programa de vacunación en los primeros diez meses del programa en Reino Unido».