Sigue la lluvia, se va la nieve

Dos de las trombas marinas provocados por el temporal de estos días frente a la costa de Cabo Mayor, en La Maruca.
Dos de las trombas marinas provocados por el temporal de estos días frente a la costa de Cabo Mayor, en La Maruca. / Agustín Arriola
  • El aumento "ligero" de las temperaturas borra la nieve de la región pero la caída de precipitaciones seguirá presente hasta la semana que viene. Para este miércoles se activa la alerta amarilla por fuerte oleaje

"La nieve que ha caído hasta ahora es la única que habrá en toda la semana". El entrecomillado es de Javier Carrión, director de Cantur, y lo dijo este lunes cuando este periódico le preguntó por la posibilidad de abrir las pistas de esquí de Alto Campoo después de que la región viviera su primera nevada del año este fin de semana. Los meteorólogos de Aemet con los que suele charlar a diario para decidir la apertura y el cierre de la estación cada temporada le dijeron que de momento no se hiciera ilusiones.

ver más

  • Alerta amarilla por nieve y lluvia en toda Cantabria

Tras acumular hasta 35 centímetros de nieve a 2.000 metros de altura por un temporal que provocó una brusca bajada de temperaturas y unas intensas lluvias durante casi tres días, Cantabria ha tomado un pequeño respiro. Tal y como anunciaba la Aemet, el mal tiempo ha remitido con un ligero aumento de las temperaturas que se ha empezado a notar desde este mismo martes, y con una bajada también en la intensidad de las lluvias, que por cierto seguirán dando guerra hasta la semana que viene. Eso sí, el frío no será suficiente para formar nieve.

La mejoría del tiempo se ha notado este mismo martes. Las máximas casi han alcanzado los catorce grados en San Vicente de la Barquera, y solo una localidad ha tenido que soportar temperaturas por debajo de los cero grados. Camaleño registró -0,7 grados a las 5.50 horas.

La lluvia también ha dado un respiro a los cántabros. Ha sido imposible dejar el paraguas en casa pero ya no se han visto aguaceros ni inundaciones como las de estos días. Soba ha sido el punto con más agua acumulada, con más de 25 litros. Atrás quedan los más de 100 litros que cayeron en Santander durante todo el fin de semana.

El viento tampoco ha sido un incordio. Donde más ha soplado ha sido en Castro Urdiales, pero no ha superado los 63 kilómetros por hora.

Una mejoría que han agradecido las carreteras cántabras. Solo está cerrado el puerto de Lunada por la nieve y se recomienda precaución para circular por Palombera, Brañavieja y el Alto del Bardal. Las cadenas, de momento, tendrán que esperar su turno en el maletero del coche.

El único 'pero' lo pondrá este miércoles el mar. Cantabria estará en alerta amarilla por oleaje desde las 3.00 horas hasta las 18.00 horas. Durante este tiempo, se prevé viento del suroeste y después del noroeste de fuerza 7, junto a mar combinada del noroeste de cuatro metros.

Tornados sobre el agua

El temporal de tres días que aterrizó este fin de semana en Cantabria no solo dejó la primera nevada del año en la región. También en el mar dejó imágenes curiosas como las que logró captar el fotógrafo Agustín Arriola. Nada más y nada menos que una manga marina, o dicho de otro modo, un tornado sobre el agua. Según el Sistema de Notificación de Observaciones Atmósfericas Singulares (Sinobas) de la Aemet, este fenómeno, consistente en "torbellinos frecuentemente conectados a nubes cumuliformes", ha sido divisado este verano frente a la costa de Cabo Mayor en varias ocasiones.

Sigue la lluvia, se va la nieve

/ Agustín Arriola

Según los datos que manejan, el 18 de junio se detectaron diez y en esta última ocasión, un total de tres. Estampas insólitas para disfrutar desde la distancia y bien protegido.

Octubre "atípico"

La Agencia Estatal de Meteorología ha echado la vista atrás para analizar el pasado octubre y la conclusión es que ha sido un mes "atípico", cálido y muy seco, entre los más secos desde que hay registros.

El décimo mes del año ha sido normal en el litoral y en los valles de la vertientes cantábrica, donde las temperaturas no se han alejado de los valores propios de esta época. Sin embargo en Campoo Los Valles, y en la cabecera de los valles cantábricos, octubre ha resultado cálido.

Esa 'rareza' ha venido definida también por la falta de lluvia, la nota dominante en toda la región, por lo que el calificativo de mes muy seco puede extenderse a toda Cantabria

Precipitaciones muy escasas y temperaturas altas han dejado un octubre con mucha insolación, poco viento y una cifra de días con precipitación apreciable que lo sitúan entre los meses más secos de la serie histórica.

La primera decena se inició con temperaturas altas, y muchas estaciones del interior superaron los 25 grados centígrados de temperatura máxima el día 3. Apareció la lluvia los días 4 y 5 en cantidades que no llegaron a los cinco milímetros en la mayoría de los casos.

Valores extremos

Durante el mes de octubre, la temperatura máxima registrada fue de 29,9 grados centígrados el día 3 en Ramales; y la mínima más baja los -3,6 grados el día 31 en Nestares.

La máxima precipitación recogida en 24 horas corresponde a los 46,3 litros por metro cuadrado que se registraron el día 13 en Villacarriedo.

La racha máxima de viento fue de 98 kilómetros por hora y se midió el día 23 en Nestares.