El Diario ofrece a sus lectores un Nacimiento cántabro de doce figuras

fotogalería

El Niño Jesús, en un cesto pasiego, tapado con un manta roja. / Andrés Fernández

  • La promoción, realizada con el asesoramiento de la Asociación Belenista, reproduce un belén en el que las piezas están ataviadas con trajes pasiegos y se incluye una caja contenedora

"Ya se acalló el tintineo de rebaños y yeguadas, y el pastorcillo presiente que hay milagro en la collada. Está entrando en comunión el río con la montaña, ya se miran y se abrazan el bosque con la enramada. La escena está preparada. Paz y silencio en derredor, ya se siente en el aire la mano del Creador. De aquellas entrañas verdes de naturaleza brava ha resurgido el retoño que nos traerá la esperanza. Ya se realizó el milagro en un rincón de Cantabria".

Los anteriores versos, que el músico cántabro Nobel Sámano (Torrelavega, 1933) utilizó para la recreación de su villancico La Collada, se reinterpretarán esta Navidad en cientos de hogares cántabros. Y en muchos se hará de una forma exclusiva y única gracias al belén pasiego que El Diario Montañés pondrá desde el próximo lunes, día 21 de noviembre, al alcance de todos aquellos lectores que quieran llevar a un rincón de su casa una parte de la tradición cántabra. Una nueva promoción del decano de la prensa cántabra que tiene la particularidad de ser una creación especial.

Para los católicos, Jesús nació en un humilde portal de Belén pero también en cada corazón y en el ideario familiar, en el recuerdo de quienes quieren capturar su infancia, arremolinando recuerdos alrededor de los días más entrañables y nostálgicos del año.

El Diario Montañés ha hecho un esfuerzo para convertir en figuras ese espíritu de la familia de Nazaret. Y lo ha realizado con el asesoramiento de la Asociación Belenista de Cantabria y fusionando la tradición cristiana a las formas de vida, y las costumbres de la Cantabria del interior, la que diferencia a nuestras gentes de lo común: los pasiegos. Así se ha trabajado en la realización de doce bellas piezas que componen el belén pasiego y que desde el lunes 21 de noviembre podrán adquirirse, junto a un ejemplar del periódico y con la entrega también de un cupón.

La caja en la que se podrán guardar las doce figuritas del Nacimiento.

La caja en la que se podrán guardar las doce figuritas del Nacimiento. / Andrés Fernández

En el quiosco

A partir de ese día y cada lunes, miércoles y viernes, los lectores tendrán un cita en su quiosco de prensa con la actualidad local, regional, nacional e internacional de El Diario, pero también con parte de la idiosincrasia de los cántabros.

El belén cántabro/pasiego se compone de 12 figuras más un estuche contenedor. Cada una de las piezas –de 10 centímetros, de resina y pintadas a mano– se pondrá a la venta los tres días citados de cada semana entre el 21 de noviembre y el 16 de diciembre. Además de las figuras del Nacimiento, se podrá adquirir una caja de madera cuyo interior está dividido en celdas para poder guardar las piezas. El estuche se venderá al precio de 9,95 euros y habrá que reservarlo en cualquier punto de venta de El Diario Montañés antes del día 5 de diciembre.

Cada figura del Nacimiento se ofrecerá a los lectores de el Diario al precio 1,95 euros. Para adquirirla en su quiosco se deberá presentar un cupón que se incluirá en cada periódico los días indicados. Se trata de un precio muy reducido porque el valor de la promoción es superior, tanto por su originalidad como por su carácter exclusivo.

El Niño Jesús será el primero en llegar a los hogares (junto al periódico del 21 de noviembre, lunes); su cuna se ha trocado en este caso por un cesto pasiego, tapado con un manta roja, un color muy representativo de los mantíos de bayeta utilizados en los cuévanos niñeras (de mayor dimensión), una suerte de cunas móviles trenzadas y elaboradas con varas de avellano.

La Virgen María será la segunda figura/entrega que conforme el belén (miércoles, 23 de noviembre). En este caso se ha optado por representarla con una vestimenta engalanada, con el traje festivo de las pasiegas. Incluye camisa, saya, delantal blanco con bordados en oro, justillo, pañuelo...

Le sigue en orden de entrega la figura de San José, ataviado con el traje de gala de los pasiegos (25 de noviembre, viernes): camisa blanca, ceñidor, chaleco, pantalones de alzapón, montera cónica (un gorro puntiagudo de terciopelo negro), escarpines y chátaras (calzado de cuero semicurtido) y el palanco habitual de los pasiegos. En esta ocasión no se ha optado por calzar la figura con las tradicionales albarcas, pieza fundamental cántabra.

El Rey Melchor con su cofre de oro para el Niño Jesús.

El Rey Melchor con su cofre de oro para el Niño Jesús. / Andrés Fernández

Los Reyes Magos y los pastores

Los Reyes Magos comenzarán su llegada a las casas empezando por Baltasar (entrega el día 28 de noviembre, lunes) vestido con un colorido chaleco, pantalón y fajín; Melchor (el 30 de noviembre, miércoles), con su barba blanca, rodilla en tierra, mostrando igualmente su mejor traje de domingo y Gaspar con su endomingado traje pasiego, chaquetilla incluida (el día 2 de diciembre, viernes). La vaca pasiega, la roja pasiega o la rojina, rodeará al Niño Jesús (5 de diciembre, lunes) arropándolo con su calor. La figura del burro se entregará el 9 de diciembre, viernes.

Los pastores del belén tradicional serán también pasiegos que irán a adorar al Niño Dios. La pasiega joven (7 de diciembre, miércoles), la panderetera con traje de gala (12 de diciembre, lunes), el pasiego anciano (14 de diciembre, miércoles) –también ataviado con chaqueta y pantalón marrones, ceñidor azul y montera de perfil triangular– y la pasiega anciana (16 de diciembre, viernes) –que porta un pequeño cuévano al igual que otra de las pastoras del Nacimiento– completarán este conjunto que unirá tradición, creencias, pasión y un guiño región al cántabro.