Las tareas en casa se han convertido en un problema para las familias
Las tareas en casa se han convertido en un problema para las familias / Alberto Aja

La Federación de Padres anima a las familias a sumarse a la huelga de deberes

  • El colectivo que agrupa a las asociaciones de Cantabria se une a la campaña nacional que reivindica la supresión de las tareas escolares en casa

Apenas días después de que los estudiantes cántabros volvieran a clase después del primer periodo de vacaciones que marca el nuevo calendario, la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (FAPA) animó este viernes a las familias de la región a que sus hijos no hagan los deberes este fin de semana ni tampoco durante los siguientes del mes de noviembre.

De esta manera, FAPA Cantabria se suma –con una semana de retraso por la coincidencia con las vacaciones– a la campaña nacional ‘En la escuela falta una asignatura: mi tiempo libre’, impulsada por la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), para pedir «la supresión» de las tareas en casa. En opinión del colectivo que preside Leticia Cardenal, las tareas en el domicilio suponen hoy en día «una interferencia en la vida privada de las familias, un punto más de creación de desigualdades ante las familias con menos recursos y un primer paso hacia el fracaso escolar de muchos alumnos».

FAPApropone a las asociaciones de padres y madres de los distintos centros educativos públicos de Cantabria que soliciten a los profesores que no pongan deberes los fines de semana. Y en el caso de que los niños lleguen con tareas a casa, aconseja a los padres que sus hijos no las hagan y que sustituyan el tiempo empleado en ellas por tiempo compartido en familia.

«Queremos recuperar el tiempo libre de nuestros hijos, sobre todo y en especial, en las edades más tempranas», explica Cardenal, quejándose de la «excesiva carga» de deberes que se ven obligados a realizar muchos pequeños y «el impacto negativo que tienen en la conciliación de la vida familiar y en su propia salud y sus derechos».

La asociación asegura en un comunicado que esta campaña no trata de crear un «enfrentamiento» entre las familias con los centros y docentes por no realizar las tareas, sino que se busca su «complicidad» para poner el debate encima de la mesa, «algo que ya se está consiguiendo». Según FAPA, los alumnos de los centros que ya han optado por la supresión de los deberes «obtienen unos resultados similares y, en algunos casos, mejores que el resto».

José Luis Pazos, presidente de Ceapa, calificó de «éxito rotundo» la primera la ‘huelga de deberes’, convocada el pasado fin de semana en todas las comunidades, excepto en Cantabria, y especificó que caló «más» en la Comunidad Valenciana, Madrid, Baleares y Asturias.