El Ministerio tendrá listo el expediente para legalizar el Bitrasvase "en meses"

Los operarios, durante en las obras del Bitrasvase del Ebro.
Los operarios, durante en las obras del Bitrasvase del Ebro. / m. de las cuevas
  • El Gobierno cántabro ya ha dado luz verde a los requerimientos de Medio Ambiente y dice que las reformas planteadas no tendrán un valor económico significativo

El Ministerio de Medio Ambiente ultima ya el expediente que legalizará el Bitrasvase del Ebro-Pas-Besaya, anulado por el Tribunal Supremo un año después de aprobarse el Plan General de Ordenación Urbana de Santander, como responsable de la infraestructura. El departamento dirigido por Isabel García Tejerina aprobará "en unos meses" el documento que le permitirá funcionar con todas las garantías para asegurar el abastecimiento de agua a 350.000 vecinos de Santander y Torrelavega, y sus zonas de influencia, y para asegurar el caudal ecológico de las cuencas.

Dos años después de que el Tribunal Supremo estimase parcialmente el recurso contencioso-administrativo presentado doce años antes por la asociación ecologista Arca contra el Bitrasvase y anulase el proyecto de esta infraestructura hidráulica estatal por "falta de motivación suficiente" en las cuestiones ambientales, tanto el Estado como el Gobierno de Cantabria creen que el nuevo estudio subsanará las deficiencias y el "problema quedará resuelto".

El director general de Medio Ambiente, el socialista Miguel Ángel Palacio, explicó este miércoles que los técnicos de su departamento y Medio Natural ya "han respondido de forma favorable" a los requerimientos presentados por el Ministerio y sólo se plantean pequeñas modificaciones puntuales para repoblar zonas de árboles autóctonos y otras actuaciones ambientales que "no tendrán un valor económico significativo". "Está por determinar si con la nueva tramitación ambiental el Bitrasvase sufrirá alguna modificación, para eso hay que esperar", desveló el director general. Palacio defendió que "no existe una sentencia de demolición como con la depuradora de Vuelta Ostrera" y reconoció que nunca ha dejado de funcionar al considerarse un servicio básico. La muestra es que "desde mediados de mayo hasta hace 15 días se han bajado del embalse del Ebro cinco hectómetros cúbicos para garantizar el suministro de agua a Santander".

Aunque la obra se terminó en 2007 no se utilizó hasta 2010. Se trata de una iniciativa de los gobiernos nacional y regional del PP, y que la autorización de la Confederación Hidrográfica del Ebro se consiguió siendo presidente Martínez Sieso y consejero de Medio Ambiente José Luis Gil. La mecánica en que se basa el proyecto de Bitrasvase entre el Ebro y el Besaya consiste en recoger el agua excedente de ambos ríos durante el invierno y almacenarla en el pantano del Ebro para disponer de ella en los meses de verano.