El Papa nombra obispo de Teruel al cántabro Gómez Cantero

El hasta ahora vicario general de la diócesis de Palencia, el cántabro Antonio Gómez Cantero
El hasta ahora vicario general de la diócesis de Palencia, el cántabro Antonio Gómez Cantero / EFE
  • Nacido en Quijas, aunque ha vivido en Palencia desde los 3 años, Gómez Cantero ha sido vicario general de la Diócesis palentina

El Papa Francisco ha nombrado obispo de Teruel y Albarracín al cántabro Antonio Gómez Cantero, de 60 años, hasta ahora vicario general de la Diócesis de Palencia y párroco de San Lázaro en la capital palentina. La Santa Sede ha hecho público este jueves este nombramiento y así ha sido comunicado por la Nunciatura Apostólica en España a la Conferencia Episcopal Española (CEE).

Solo media hora después de conocerse el nombramiento, Antonio Gómez Cantero ha ofrecido una rueda de prensa en el Obispado de Palencia en la que ha estado acompañado por el obispo de la ciudad, Manuel Herrero, y el obispo emérito de Palencia y fundador de la Fundación Hombres Nuevos, Nicolás Castellanos, quien le ordenó sacerdote hace 32 años.

Muy emocionado, Gómez Cantero, que nació en Quijas (Reocín), pero ha vivido en la localidad palentina de Carrión de los Condes desde los tres años y en Palencia desde los diecisiete, ha asegurado que Palencia es su Diócesis y que desde que el Nuncio del Papa le comunicó la noticia hace 18 días, ha vivido momentos "duros" y se ha "emocionado en soledad" en muchas ocasiones.

"Estoy enamorado de mi diócesis. Estoy casado con esta diócesis en la que dejo 60 años de mi vida", ha manifestado, confesando que le "abruma" el peso de la sucesión apostólica por la responsabilidad que supone, pero que no tiene "miedo" a su nuevo cometido en Teruel y Albarracín.

Tras agradecer el trato que ha recibido siempre de los palentinos, se ha dirigido a sus nuevos fieles a través de una carta en la que asegura que está dispuesto a "aprender" y que pondrá "todo el esfuerzo del que sea capaz" para hacerlo.

De hecho, ha reconocido que durante las tres semanas en las que ha tenido que "vivir en silencio" se ha interesado por todas las noticias que salían de la diócesis turolense y ha "buceado" en su historia eclesiástica y civil "para poder echar raíces y ser uno de vosotros".

Creativo y positivo

Más larga es la carta que ha dirigido a los fieles palentinos, a su "querida Diócesis". En ella hace un recorrido por los distintos puestos que ha ocupado, habla de la parroquia de San Lázaro donde estuvo los tres primeros años de su sacerdocio y los doce últimos, de los colegios de la Iglesia y de las comunidades religiosas, de los obispos con los que ha trabajado, de Palencia su "ciudad amable", de su relación con las autoridades y los medios de comunicación, y de su familia.

"Palencia es mi diócesis. De Palencia me llevo Palencia", ha concluido Gómez Cantero quien se ha definido como un hombre creativo y positivo, algo callado, al que nunca le ha gustado "hacer polvo" sino hacer las cosas con calma.

El obispo de Palencia, Manuel Herrero, ha asegurado que el nombramiento de Antonio Gómez Cantero como obispo de Teruel es "un motivo de alegría" para toda la diócesis de Palencia y le ha agradecido sus servicios a lo largo de más de tres décadas a la Iglesia Diocesana y a la Iglesia Universal.

La Ceremonia de su Ordenación e Inicio de su Ministerio como Obispo de Teruel y Albarracín se celebrará el próximo 21 de enero de 2017 en la Catedral de Teruel.