Cantabria se pone la capa

fotogalería

Las capas han sido las protagonistas del día. / Nacho Cavia

  • Los 400 capistas participantes en el Encuentro Nacional se despiden hoy de la región con una misa en la Catedral

«Nos vamos encantados y enamorados de Cantabria. De su gente, sus paisajes, y por supuesto, su gastronomía». Así de satisfechos se muestran los participantes en el XVIII Encuentro de Asociaciones de Capa Española, organizado por la agrupación cántabra, y que hoy concluirá con una misa en la Catedral de Santander y una comida de hermandad en el Hotel Bahía. El presidente de la asociación cántabra, Ambrosio González de la Vega, resaltó la «excelente» acogida del evento tras la recepción el viernes en el Ayuntamiento de Santander, encabezada por la nueva alcaldesa, Gema Igual, y la «maravillosa jornada» de ayer sábado. «Por empezar hizo un día de sol precioso que disfrutamos con la visita a Santillana del Mar, que aprovechamos para ver la Torre de Don Borja y la Colegiata», explicó. Después, los cerca de 400 participantes en el encuentro de capistas se trasladaron a Puente Viesgo donde comieron y anunciaron, tras la reunión de presidentes de las Asociaciones de Capa Española, que la próxima edición se celebrará en la localidad de Béjar , en Salamanca.

Pero hasta que llegue la próxima cita, los capistas disfrutarán hoy de un nuevo día en Santander, con la celebración de la misa a las 12.00 horas en la Catedral. Un oficio, que según González de la Vega, «tendrá una importante carga de emotividad ya que en Cantabria nunca se ha desarrollado un acto de bendición de capas», además del nombramiento de una nueva capista procedente de Japón, lo que «dará un toque internacional al acto».