Los quesos cántabros convencen

Portada del suplemento de Cantabria en la Mesa que este sábado se publica con El Diario Montañés.
Portada del suplemento de Cantabria en la Mesa que este sábado se publica con El Diario Montañés. / DM .
  • Logran nueve medallas en los prestigiosos World Cheese Awards celebrados en San Sebastián

San Sebastián ha acogido esta semana el certamen más importante del mundo en el ámbito de los quesos, los prestigiosos premios World Cheese Awards, y los productores de Cantabria han conseguido unos resultados históricos: un total de nueve medallas –dos de oro, una de plata y seis de bronce–. Este magnífico balance, al que se sumó la presencia institucional de la Odeca con un stand en el certamen, pone de relieve que Cantabria, su leche y sus artesanos queseros con sus elaboraciones están posicionados en la élite de estas elaboraciones lácteas.

En la categoría de leche de vaca (semiblando y blando) el cremosuco de La Pasiega de Peña Pelada-Herederos de Tomás Ruiz, de La Cavada, obtuvo una medalla de oro, éxito que se suma a su reciente Cincho de Oro recogido en la ciudad de Palencia hace pocas semanas.

En esta misma categoría, Cantabria vuelve con dos bronces, uno para el Quesoba de pasta blanda, la quesería familiar ubicada en Sangas (Valle de Soba), al frente de la cual está el ex diputado José María Alonso. El otro bronce ha sido para el Queso Tierno de la quesería Siete Villas, ubicada en San Miguel de Meruelo.

En la modalidad de leche de vaca semiduro, duro y muy duro, se han logrado tres medallas, una de plata y otra de bronce para Tomás Pérez de Tres Valles Pasiegos con el Flor del Pas y con la barruca de leche ahumada, respectivamente; y otra de bronce, para Gomber, con su queso de leche de vaca pasteurizada. En la categoría de leche de cabra, Luis Alberto Alles, de Bejes, ha obtenido un bronce con su queso La Sotorraña de cabra.

Finalmente, en la categoría de especialidades, Gabriel Gómez, de quesería Gomber, en Sopeña, ha obtenido dos nuevas medallas, un meritorio oro con el semicurado de oveja y un bronce con el semicurado de cabra. En ediciones anteriores, Gomber también ha obtenido importantes premios en este certamen.

A Noruega

En la fase final, de entre los quesos considerados super oro, el Kraftkar, un queso azul de Noruega, se ha proclamado como el mejor del mundo, el máximo galardón de este concurso, que ha celebrado su 29ª edición en San Sebastián, en el marco del International Cheese Festival. En total han participado 3.060 quesos de 35 países de los cinco continentes.