Tezanos, Revilla y Mazón, en el Parlamento durante una sesión plenaria
Tezanos, Revilla y Mazón, en el Parlamento durante una sesión plenaria / María Gil Lastra

El Gobierno presenta un calendario maratoniano para aprobar el presupuesto

  • El Ejecutivo cántabro propone unos plazos exprés para dar luz verde por la vía urgente a las cuentas de 2017: sólo hay un día para presentar enmiendas parciales y las comparecencias de los consejeros se concentran en dos jornadas

Las prisas han llegado al Parlamento. Después del retraso de los socios de Gobierno en ponerse de acuerdo en las cifras del Presupuesto, el calendario elaborado para aprobar en tiempo las cuentas es lo más parecido a un maratón. El Ejecutivo ha entregado una propuesta a la oposición para tramitar de urgencia el documento, apelando a una reducción excepcional de plazos inédita en la Cámara cántabra. Hasta el punto de que en el resto de los partidos se hayan llevado las manos a la cabeza y hayan tachado de "escandalosa" la agenda, un documento que, por cierto, el PSOE, a través del asesor de la presidenta del Parlamento, ha entregado a PP y a Ciudadanos, pero no a Podemos y que, en principio, tiene pocos visos de prosperar.

El calendario arranca el 1 de diciembre, cuando el proyecto se entregaría a la Junta de Portavoces y a la Mesa. A partir de ahí todo se acelera con el objetivo de aprobar el documento el próximo 30 de diciembre, plazo al que ha hecho referencia el presidente Revilla en un acto esta mañana. El plazo por tanto es de un mes, en el que se acumula toda una tramitación que, normalmente, dura el doble.

Por ejemplo, las comparecencias de los consejeros para explicar las cuentas de sus departamentos en la Cámara se concentran en dos días. Economía, Presidencia, Obras Públicas y Medio Rural lo harían el próximo 7 de diciembre, mientras que Educación, Medio ambiente, Industria y Sanidad lo harían el 9 de diciembre. Cuatro consejeros al día cuando lo habitual es que lo hagan de uno en uno o, como mucho, de dos en dos.

El día 14 se produciría en el hemiciclo el debate a la totalidad y sólo dos días después concluiría el plazo de presentación de enmiendas parciales. De nuevo, un récord en rapidez, ya que lo frecuente es dejar a la oposición una semana para analizar y entregar sus propuestas. El proceso concluiría los días 29 y 30 de diciembre con la votación.