fotogalería

La bahía, picada por el viento Sur. / Antonio 'Sane'

El viento Sur se lleva la lluvia y deja cielos despejados

  • El buen tiempo seguirá así durante toda la jornada del viernes | Solo el puerto de Lunada permanece cerrado por nieve y hielo

El viento Sur que ha empezado a soplar este jueves en Cantabria, tanto en el litoral como en partes del interior, se ha llevado la lluvia y ha traído cielos despejados, que se mantendran así durante toda la jornada de mañana, viernes y la mañana del sábado. Las temperaturas mínimas descenderán este viernes y máximas presentarán pocos cambios. Sí habrá heladas débiles en el interior suroccidental y viento flojo muy variable.

En lo que se refiere a la situación de los puertos de montaña en Cantabria, tras la nieve caída el pasado miércoles, Lunada es el único que sigue cerrado al tráfico por nieve y hielo ya que Estacas de Trueba está también cerrado, pero es por obras. No está cerrado ningún otro puerto de montaña ni es necesario el uso de cadenas para circular por ningún punto de las redes prinicipal ni secundaria.

En cuanto al temporal en la costa cántabra, las olas han alcanzando los 4,9 metros de altura a las 2.28 horas de este jueves, si bien han descendido hasta los 4,24 metros a las 8.28 horas, último dato disponible de las mediciones de la boya de la Red de Vigilancia Integral de las Aguas (VIGIA) del Gobierno de Cantabria ubicada en la Virgen del Mar. Las olas alcanzaron los 5,38 metros a las 21.28 horas del miércoles.