En pescados Costas, que estaba lleno el pasado martes, el rape –piezas de entre cuatro y seis kilos– estaba a 9,90 euros/kilo
En pescados Costas, que estaba lleno el pasado martes, el rape –piezas de entre cuatro y seis kilos– estaba a 9,90 euros/kilo / María Gil Lastra

«¿Va a subir mucho el rape?»

  • Con la Navidad a un mes vista, la Plaza de La Esperanza se llena de preguntas sobre los precios de los productos estrella

A los críos de los colegios deberían darles una vuelta cada poco tiempo por los pasillos de la Plaza de La Esperanza. En pocos sitios se aprenden tantas cosas. Escuchando, por ejemplo, estos días a los clientes preguntar si los precios van a subir mucho de aquí a un mes. Clase de economía. Algo encargan, algo se llevan ahora para congelar... Pero, sobre todo, preguntan. «Niño, ¿a cuánto lo tienes?, ¿va a subir mucho?». La planta del pescado se lleva la palma. «Todo depende de cómo esté el tiempo y de lo que se pesque. Y eso no es cosa nuestra aunque haya alguno todavía que piense que lo congelamos y lo guardamos para esos días», dice Cheli Martínez, en El Faro.

El rape de tripa negra, a 14,80 euros este martes. «Si hace malo y hay poco, se puede poner a 20», dice ella. «Esto varía», apuntan tras el mostrador de Pescados Costas. Ellos tenían el rape –piezas de 4-6 kilos– a 9,90. «Con temporales lo he visto ponerse a 15-16, pero sé de años que ha entrado mucho y lo hemos acabado vendiendo más barato. Es la ley de la oferta y la demanda».

Paseo. Pescadería El Faro. Merluza de anzuelo del Cantábrico, 12,80 euros/kilo. «Esa no sube tanto», dice Cheli. «Besugo hay poco». El martes lo tenía a 25,90. Para navidades, mucho rape y «peces de horno». Lubina, dorada... «Hay gente que lleva ya algo, pero no como otros años. El que puede comer cosa buena lo come todo el año y no hay tanto exceso». Pescados Costas. Segunda parada. «Empiezan a llevar algo de rape para congelar. Y merluza grande». Es el mismo que explicaba lo de la oferta y la demanda. «Si entra mucho y la gente ha ido llevando, hasta baja. Además, cuanto más nos acercamos a la fecha, es más su tiempo para pescarlo». Habla del rape. Y con la merluza pasa parecido. La de volanta, con piezas de dos kilos, la tenía a 6,90.

Un vistazo a los mariscos. Ellos juegan con menos margen de tiempo. «Esto no se congela. Yo lo de las almejas no lo sé hasta el 21», explican tras el mostrador de Emilia Trueba con su oferta de mariscos frescos de Pedreña. Percebes, a 36. «Se pueden poner unos diez euros más arriba, pero depende de la mar». Y sigue. La masera puede doblar los 9 de ahora y la nécora –la tiene a 20–, «a 30 se puede poner fácil». «Cuanto más gente lo pida, más sube». ¿Será una buena Navidad? «Soy optimista, pero en estos tiempos... Según venga el verano será la Navidad. Y no ha estado mal». Merche Arabaolaza, en mariscos Pilichi, dice que la nécora se puso el año pasado a 30-32 (la tenía a 24) y que el «centollo gallego se pone a treinta y tantos». Pero, como todos, advierte que todo puede variar y que ellos hasta el 23 o el 24 no sabrán «si se vende o no».

Cambio de planta. Carnes y embutidos. «Esto va igual más o menos todo el año», comenta una pareja de clientes ante Antonio Miguel, de carnicería Carmen. Lechazo –churro de Castilla, «precio alto porque a todo el mundo le gusta más ir en un Ferrari que en un Ibiza»– a 18,60. «Estará parecido o igual te sube un euro, pero no se moverá mucho». Cordero pascual, a 10,50. «Con la oferta y la demanda, el ganadero puede apretar un poco, pero la diferencia es poca». Solomillo de ternera, a 34,90.

«Este año puede tener problemas con el jamón el que no haya hecho los deberes», dice Óscar Serna, en charcutería Payno. El jamón va de los 24,50 del serrano al 99,90 del ibérico de bellota cortado a cuchillo. «Y no sube». Es pronto, aunque ya preguntan mucho por los caracoles. «El vivo, que todavía no lo han puesto, estaba el año pasado entre los 11 y los 14 euros».