Lorenzo Vidal de la Peña, presidente de CEOE, esta mañana en el foro Ser Cantabria
Lorenzo Vidal de la Peña, presidente de CEOE, esta mañana en el foro Ser Cantabria / Javier Rosendo

La CEOE, dispuesta a sacar adelante un plan para Cantabria sin el Gobierno

  • "Ninguna administración es imprescindible", dice Vidal de la Peña, que hace un llamamiento a los empresarios "a tomar la delantera"

Muchas han sido las llamadas de atención lanzadas esta mañana por el presidente de CEOE-Cepyme de Cantabria, Lorenzo Vidal de la Peña, dirigidas a la Administración regional por su inacción para impulsar el desarrollo económico de la región. En el Foro de La Ser protagonizado por el líder de la patronal con el título 'Lo que la empresa tiene que decir', Vidal de la Peña ha sido especialmente crítico con el Ejecutivo que preside Miguel Ángel Revilla, presente en el acto junto a la vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos, además de otros miembros del Gobierno, diputados regionales y representantes del empresariado y colectivos sociales.

Tras advertir que "me han pedido que intente ser prudente", Vidal de la Peña ha hecho un llamamiento a la unidad de los empresarios, una fuerza que permitirá que Cantabria sea competitiva y también ha incidido en el diálogo con los sindicatos.

Al Ejecutivo cántabro le ha reprochado que la economía que se aplica "no está alejando los problemas de base" que sufre la comunidad con más de un 93% de nuevos empleos temporales. "Tenemos un grave problema estructural", ha dicho. Además ha aludido a la "falta" de un plan industrial que “incentive a las empresas actuales y atraiga otras nuevas". Y ha advertido de que en la patronal "estamos preparados para pasar a la acción y tomar la delantera" para diseñar un plan estratégico con el horizonte del 2030, proceso en el que "la Administración es un aliado importante en el inicio pero, si se une el empresariado, no es imprescindible". Y ha dejado claro que “ninguna administración es imprescindible”.

Los empresarios, ha recalcado Vidal de la Peña, "no queremos una política de subvenciones" y ha definido el papel de la Administración como "facilitador de la labor empresarial". "Que no nos pongan palos en las ruedas", ha pedido. Según el presidente de la patronal, el empresariado está definiendo el lugar que quiere ocupar en la sociedad y no va a renunciar a su peso y a hacer escuchar sus necesidades porque es una pieza que "no puede ser ninguneada ni sustituida, ni comprada ni vendida".

Ha cargado contra los trámites burocráticos que a veces, ha alertado, hacen que algunas empresas se planteen dejar la región ya que "vemos lo que ocurre en otros lugares y nos damos cuenta de las carencias que hay aquí" como que "no hay política industrial alguna".

Participar en los presupuestos

Otra demanda que ha puesto encima de la mesa ha sido que "se escuchen nuestras necesidades" a la hora de planificar aspectos como la política fiscal. También ha pedido al Gobierno regional, y concretamente al consejero de Economía, Juan José Sota, que "cumpla su compromiso" para que la organización empresarial pueda participar en la elaboración de los Presupuestos para 2017, un documento que, pese a lo avanzado de las fechas, "desconocemos". Y se ha mostrado partidario de, si es necesario, "trabajar 25 horas al día durante ocho días de la semana" para que las cuentas regionales puedan entrar en vigor el uno de enero de 2017.

A preguntas de los asistentes, Vidal de la Peña ha preferido "pasar página" sobre la conveniencia del nombramiento de Salvador Blanco al frente de la empresa pública Sodercán. Sí se ha pronunciado sobre la reforma laboral, al señalar que es partidario de una reforma "más profunda" consensuada con todos los actores, en la que se dé importancia a la flexibilidad y la productividad. "Lo que está claro es que hay que actualizar la legislación laboral que está bastante desfasada", ha precisado. Al mismo tiempo, ha indicado que todo empresario quiere empleos estables "pero siempre que haya actividad".

¿Es partidario de subir el salario mínimo interprofesional?, le han preguntado, a lo que Vidal de la Peña ha contestado que sí, "pero de forma escalonada y no en todos los sectores" debido a que "la recuperación económica no ha tenido el mismo efecto en todas las empresas, hay que considerar dónde se puede aplicar esta subida y la cuantía".

Tiempos de vergüenza

El jefe de la patronal ha hecho mención a la situación interna de la organización que preside de la que ha dicho que "no se han acabado los tiempos de austeridad pero sí los de la vergüenza". Ha recordado que encontró, en enero de 2015, una CEOE con una situación económica que era "un desastre" y que "vamos a dejar limpia antes de que termine nuestro mandato". Se han aplicado planes duros de contención del gasto que han dejado en nueve personas una plantilla que estaba integrada por 38 trabajadores.