Cerca de 5.000 mujeres son víctimas de violencia machista en Cantabria

Performance contra la violencia de género desarrollada recientemente en Reinosa.
Performance contra la violencia de género desarrollada recientemente en Reinosa. / J. L. Sardina
  • En el primer semestre de 2016, los juzgados recibieron 720 denuncias, un 25,6% más, y los jueces decretaron 106 órdenes de protección

En Cantabria hay en la actualidad casi 5.000 mujeres reconocidas como víctimas de violencia de género por el Ministerio del Interior, lo que supone un 32% más que las 3.744 contabilizadas hace tres años. En el primer semestre de este 2016, los juzgados de la región recibieron 720 denuncias, un 25,6% más que en el mismo periodo del año anterior; y los jueces adoptaron 106 órdenes de protección, lo que representa el 65% de las solicitadas. "Existe un claro afloramiento de los casos de violencia de género en nuestra comunidad, es imprescindible que cada caso salga a la luz, pero lo realmente importante y nuestro objetivo es que no exista ni uno solo de estos casos en nuestra sociedad", señala al respecto Eva Díaz Tezanos, vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, que este mismo jueves aprobó un protocolo general para coordinar todas las actuaciones en materia de lucha contra la violencia de género.

Las cifras demuestran que en Cantabria, 10,01 mujeres de cada 10.000 sufren violencia de género, una cifra casi cuatro puntos inferior a la media nacional, que se sitúa en un 13,85. Por fortuna, durante 2016 no hay que lamentar, hasta el momento, ninguna víctima mortal en la región que sumar a las siete mujeres que fallecieron a manos de sus parejas o exparejas desde 2003 o a las 45 que han sido asesinadas este año en distintos puntos de España, quedando 25 menores huérfanos. Interior reconoce de forma oficial 40 víctimas, la última este jueves en Fuenlabrada, pero los colectivos y plataformas sociales elevan la cifra a 45, porque hay cinco fallecidas cuyos casos están todavía en investigación y por eso no aparecen todavía en el listado oficial de personas asesinadas por violencia de género.

Las cifras vuelven a encender las alarmas en la jornada en que se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, una fecha en la que se pretende sensibilizar a la población sobre esta importante lacra social. "La sensibilización y la concienciación social y familiar, la ruptura de ese silencio cómplice ante el que tanto tenemos que luchar es desde donde más podemos ganar en el combate contra el terror de esta violencia machista", subraya Díaz Tezanos, también consejera de Política Social.

De esas 720 mujeres que han presentado denuncias durante el primer semestre de 2016, 599 fueron atendidas en los juzgados, y por tanto, aparecen como víctimas de violencia de género, 62 más que en el mismo periodo del año anterior, según datos recogidos por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial.

Por otro lado, el número de usuarias que han llamado al 016 en Cantabria en el primer trimestre del año ha sido de 449, 105 más que en el mismo periodo del año anterior. Y en el segundo trimestre se ha registrado un aumento en cuanto al número de mujeres que han interpuesto directamente la denuncia ante la policía, casi un 48% más que en el primer trimestre.

"Esperanza"

Díaz Tezanos acoge con "esperanza" estos datos, ya que constituyen "uno de los objetivos por los que trabajamos cada día todos los agentes implicados en esta lucha", el hecho de que "la sociedad en su conjunto, y en particular las mujeres víctimas, tengan confianza en el sistema, confíen en las fuerzas y cuerpos de seguridad, confíen en la justicia y confíen en las instituciones que las asisten y las protegen, que tengan motivos suficientes para dar el paso y denunciar la situación por la que está pasando". Un paso adelante trascendental, porque el pasado año la propia vicepresidenta alertó de que sólo se denuncia el 30% de la violencia contra la mujer.

De las 106 órdenes de protección que han adoptado este año, cien han sido solicitadas por las propias víctimas y seis por el Ministerio Fiscal. A pesar de estar seis puntos por encima de la media nacional, es preciso "seguir insistiendo a jueces y juezas de la necesidad de adoptar cuantas más ordenes de esta naturaleza para que las mujeres tengan la protección adecuada en su vida diaria", matiza la vicepresidenta.

Tezanos destacó que no sólo la prevención, sino también la protección y la atención de las víctimas de violencia machista es una de las "tareas prioritarias" del Gobierno cántabro. En este sentido, durante el primer semestre de año, en el Centro Integral de Asistencia se ha atendido a 390 mujeres y 24 menores; en las casas de emergencia y acogida y en los pisos tutelados se han acogido a 13 mujeres con 13 menores y 1 persona sujeta a su cargo; y 266 mujeres han sido atendidas por el Servicio Cántabro de Empleo e incluidas en la Bolsa de Empleo como colectivo preferente, de las cuales 60 han comenzado ya a trabajar.