Los sindicatos y la patronal reprochan al Gobierno que no les haya facilitado el Presupuesto

Imagen de archivo de Miguel Ángel Revilla reunido con los sindicatos y la patronal.
Imagen de archivo de Miguel Ángel Revilla reunido con los sindicatos y la patronal. / Celedonio Martínez
  • CC OO, UGT y también la CEOE critican se les obligue a estudiarlo "deprisa y corriendo" durante el fin de semana para darle el visto bueno el lunes

UGT y CC OO han reprochado al Gobierno de Cantabria que no les haya dado a conocer el presupuesto de 2017 y les convoque a una reunión el próximo lunes, justo un día antes de aprobarlo y remitirlo al Parlamento regional, una actitud que creen que pone "en entredicho" el diálogo social.

Según el secretario general de CC OO, Carlos Sánchez, el Gobierno se ha comprometido a enviarles este viernes un 'pendrive' con el presupuesto, con lo que les espera, ha augurado, "un trabajo de chinos" durante todo el fin de semana, antes de la reunión a la que les ha convocado el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

"No estoy aquí para llevarle el botijo a nadie. Si quieren aprobar el presupuesto sin negociar que no vayan vendiendo por ahí la moto", ha dicho el secretario general de UGT, Mariano Carmona.

Los dos sindicalistas han explicado que el Gobierno les ha ido presentado el presupuesto por partes, en distintas mesas sectoriales, pero no "el todo", que es lo que quieren conocer.

Sánchez ha defendido que el presupuesto se podría haber aprobado antes, como han hecho otras comunidades autónomas y que el acuerdo sobre las cuentas entre los dos socios de Gobierno se podría haber negociado en verano.

Cree que el desconocimiento del techo de gasto ha sido una excusa, porque de hecho el proyecto de presupuestos se aprobará antes de que el Ministerio de Hacienda lo dé a conocer a las comunidades y se ha quejado de que el planteamiento sea ahora que los sindicatos planteen sus propuestas a través de los grupos políticos en el trámite parlamentario.

"Si tengo que ir a plantear lo mío al Parlamento, para qué quiero el diálogo social", se ha preguntado el líder de CC OO, quien ha apostillado que ese diálogo social ha quedado "en entredicho" aunque, al igual que el secretario de UGT, ha dejado claro que ambos sindicatos siguen apostando por él.

Según Carmona, los sindicatos van a acudir a la reunión con Revilla aunque, en su opinión, "hay una parte del Gobierno que no cree en ello".

Aunque los sindicatos no saben a qué se van a dedicar los 80 millones de incremento del presupuesto, ya han sido informados, en una de las reuniones sectoriales, de que el Servicio Cántabro de Empleo tendrá el mismo dinero el año que viene que en 2016.

Ambos reclaman al Ejecutivo regional que dedique sus ayudas y subvenciones a las empresas que se comprometan con el empleo estable y los salarios "decentes" y no destine, por tanto, un solo euro a las que vayan a crear empleo precario.

Carmona y Sánchez han hecho estas declaraciones en una rueda de prensa en la que han anunciado movilizaciones en toda España para el próximo mes de diciembre para dar un toque de atención al Gobierno y reclamarle que "legisle para las personas" ahora que comienza la recuperación y se ha abierto una legislatura en la que será necesario el diálogo.

En Madrid los sindicatos han anunciado, también hoy mismo, la convocatoria de manifestaciones en toda España para el día 15 y de una gran marcha en la capital el día 18.

La patronal, también en contra de las prisas

El presidente de CEOE, Lorenzo Vidal de la Peña, ha afirmado hoy que se les está pidiendo que den el visto bueno "deprisa y corriendo" a un presupuesto que "desconocen" y ha afirmado que si lo que se quiere es que el proyecto se apruebe a tiempo hay que trabajar "25 horas al día, 8 días a la semana".

Durante su intervención en un foro organizado por la cadena SER, Vidal de la Peña ha explicado que en el año 2015, el Gobierno les pidió que aceptaran y aprobaran "sin contemplaciones" las cuentas, por la premura provocada por las elecciones.

Sin embargo, ha añadido, también se comprometió verbalmente y por escrito a darles tiempo para analizar su ejecución y el presupuesto para 2017, lo que "no ha ocurrido". Según el presidente de la patronal, al mismo tiempo están recibiendo noticias para que se reúnan "deprisa y corriendo" para dar el visto bueno a unas cuentas que desconocen.

No obstante, ha afirmado que mientras los presupuestos no se aprueben, todavía confía en que el Gobierno cumpla su compromiso de presentárselo de manera previa.

El presidente de la patronal ha opinado que no disponer de un presupuesto es "un fracaso" y ha afirmado que si lo que se quiere es aprobarlo a tiempo, a nadie se le escapa que hay que trabajar "25 horas ocho días a la semana".

Vidal de la Peña ha opinado también que el Gobierno podía haber facilitado ya a sindicatos y patronal la ejecución de 2016 para poder analizarla.