Finaliza la temporada de seguimiento y control de reproductores del salmón y la trucha

Un salmón remontando el río Pas, en Puente Viesgo.
Un salmón remontando el río Pas, en Puente Viesgo. / Antonio 'Sane'
  • Entre los días 8 y 15 de noviembre se han contabilizado un total de 313 ejemplares de salmón atlántico, de los que el 5,4% procede del programa de cría en cautividad de la Consejería

La Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación ha finalizado por esta temporada las tareas de seguimiento y control de reproductores de salmón atlántico (Salmo salar L.) y trucha común (Salmo trutta L.) en la estación de captura de Puente Viesgo, en el río Pas.

Entre los días 8 y 15 de noviembre han remontado la escala de Puente Viesgo y se han contabilizado un total de 313 ejemplares de salmón atlántico (101 machos y 212 hembras), de los que un 5,4% procedía del programa de cría en cautividad que realiza la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación en el Centro Ictiológico de Arredondo.

El personal de la Dirección General del Medio Natural encargado de la realización de estas tareas identifica para cada individuo las siguientes variables: especie, sexo, procedencia de repoblación o de cría natural, signos externos de enfermedades o parásitos y, para el caso del salmón, estimación del periodo de vida en el mar, distinguiendo entre ejemplares añales, con un año de periodo de vida marina, y ejemplares multi-invierno, con dos o tres años de vida marina y mayor talla y peso.

En este sentido, la distribución total de los reproductores de salmón controlados ha sido de 39 ejemplares añales y 62 multi-invierno, entre los machos, y de 10 añales y 202 multi-invierno, entre las hembras.

Además, de los 313 ejemplares se han seleccionado 10 hembras y 7 machos de salmón con buenas características morfológicas, indicadoras de una buena genética, que fueron traslados hasta el Centro Ictiológico para continuar con el programa de cría en cautividad, con el objetivo de avanzar con la iniciativa de repoblaciones como medida de refuerzo del desove natural. También se han transportado hasta Arredondo otros 5 ejemplares de salmón procedentes de repoblación para conocer con exactitud parámetros como el origen de sus progenitores o lugar y fecha de suelta, entre otros, a través de la lectura de las micromarcas que se les implantaron previamente a su suelta.

Estos ejemplares se mantienen en el Centro Ictiológico de Arredondo tras su desove y, una vez superada la etapa de zancados, en la que en libertad se produce una mortalidad del 99%, son recuperados mediante la estimulación del sistema digestivo para conseguir que vuelvan a comer y poder utilizarlos en los desoves de años sucesivos, minimizando de esta manera las extracciones de nuevos ejemplares salvajes del río.

Durante las labores de seguimiento de la estación de control de Puente Viesgo se han capturado, además, 760 ejemplares reproductores de trucha común, de los que 22 hembras y 25 machos se trasladaron hasta el Centro Ictiológico para su desove artificial.