El Congreso pide la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana

  • Con los votos en contra del PP y la abstención de Ciudadanos, ha salido adelante la moción socialista que pide eliminar la conocida como "Ley Mordaza"

El estado tiene el deber de proteger a sus ciudadanos. De ahí que se desarrollen leyes y principios que regulen la convivencia. La Ley de Seguridad Ciudadana, aprobada en julio de 2015 tras 16 meses de tramitación, se planteó por el ejecutivo como una propuesta para incrementar la libertad. La letra pequeña tras ese planteamiento en la que se fijaron los ciudadanos le valió a esta norma el sobrenombre de "Ley Mordaza". Una ley antiprotestas que generó precisamente eso.

El tiempo que ha pasado desde su aprobación no ha servido para calmar los ánimos. Tanto es así que ayer en el Congreso se aprobaba, con el voto en contra del PP y la abstención de Ciudadanos, la moción socialista que reclama la derogación de dicha ley. Unidos Podemos, los partidos nacionalistas y el Grupo Mixto han mantenido su reclamación de redactar una nueva normativa. 167 votos a favor, 133 en contra y 32 abstenciones que no implican cambio legal alguno.

Desde la bancada popular se han mantenido firmes en su apoyo a la Ley y el rechazo al Cambio del Código Penal Militar, pero abiertos a negociar modificaciones en los otros tres puntos de la moción. Esto es; ampliar las plantillas en Prisiones, Policía y Guardia Civil; mejorar los Centros de Internamiento de Inmigrantes (CIE) y adoptar medidas para reducir la siniestralidad vial y los robos en el campo y en los domicilios. Se han negado, sin embargo a aplicar a los guardias civiles del Código Penal Militar sólo en casos extraordinarios.

Los populares se han mantenido en sus trece en su apoyo a la actual ley de Seguridad Ciudadana y en el rechazo al cambio del Código Penal Militar, pero, en boca de su diputado José Alberto Martín-Toledano, se han abierto a negociar algunas modificaciones y han apoyado los otros tres de los puntos de la moción.

Entre las frases que se han escuchado en la cámara está el “estado policial que persigue a los ciudadanos” que ha mencionado Martín-Toledano o la “devolución de libertades que que el Gobierno “hurtó a los españoles” según el proponente de la iniciativa, Antonio Trevin, frente a la defensa “garantista” que ha esgrimido Juan Ignacio Zoido, ministro del Interior. "En España los derechos y libertades de los ciudadanos están garantizados. No estamos ni en Cuba ni en Venezuela", ha señalado el diputado del PP.